| En la provincia de Santa Fe

Amenazas y persecuciones a funcionarios del Ministerio de Seguridad

El ministro Lamberto recibió un mensaje intimidatorio en su télefono ceular. El vehículo de su su segundo fue objeto de una persecución en la autopista. Lo vinculan a las bandas de narcotraficantes.

Lamberto hizo las denuncias por las amenazas.

Lamberto hizo las denuncias por las amenazas.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, y el secretario de Seguridad, Matías Drivet, recibieron nuevas amenazas supuestamente por parte de organizaciones vinculadas al narcotráfico y fueron objeto de persecusiones.

Según denunció Lamberto, un vehículo persiguió de manera intimidatoria, durante unos 10 minutos, por la autopista Santa Fe-Rosario, al auto de Drivet, aunque el funcionario no estaba en ese momento dentro del vehículo.

“Durante diez minutos un VW Bora negro se puso a la par sin despegarse casi del automóvil oficial, de la misma marca pero de color gris, que en vano aceleraba y disminuía la velocidad para distanciarse de su perseguidor. Allí viajaban al encuentro en Buenos Aires con autoridades nacionales dos directores del Ministerio de Seguridad”,  informó el diario La Capital.

“Recibimos amenazas en mi celular y en el del secretario de Seguridad (Matías Drivet), amenazas muy serias haciendo referencia que no se sigan persiguiendo a determinadas personas que no se identifican”, explicó el ministro Lamberto a distintos medios.

Las autoridades santafesinas relacionaron las nuevas amenazas recibidas en los teléfonos oficiales de funcionarios a la persecución judicial de bandas locales vinculadas a la narcocriminalidad, que se intensificó en los últimos meses.

Los mensajes de texto intimidatorios recibidos por Lamberto y Drivet se producen luego de que en octubre pasado fuera baleada la residencia particular de Rosario del gobernador Antonio Bonfatti.

También el juez de instrucción 4 de esta ciudad, Juan Carlos Vienna, que investiga a la narcobanda “Los Monos”, recibió amenazas de muerte el año pasado, recordaron fuentes oficiales.

Uno de los mensajes enviados al teléfono celular de Lamberto hacía referencia a los “14 tiros” disparados contra la vivienda de Bonfatti y a la misma cantidad de disparos que recibió el presunto narco Luis Medina, asesinado el 29 de diciembre pasado en la zona sur de Rosario junto a su pareja la modelo Justina Pérez Castelli.

Además de los mensajes de texto, Lamberto contó hoy que un automóvil Volkswagen Bora color negro “acompañó unos kilómetros” en la autopista Rosario-Santa Fe a un vehículo oficial que habitualmente utiliza el secretario de Seguridad Drivet.

“Aceleraba o disminuía la velocidad de acuerdo a la marcha del auto oficial, lo cual era claramente intimidatorio, hasta que en un momento se retiraron y luego se verificó la patente y era un auto robado en Mendoza”, dijo el ministro.

El hecho se produjo ayer alrededor de las 3 de la madrugada en la autopista “Brigadier López” a la altura de la localidad santafesina de Arocena, y en el vehículo oficial no viajaba Drivet sino dos directores de la cartera de Seguridad provincial, confiaron fuentes del caso.

“Estos hechos siempre son preocupantes, porque detrás de los anónimos se esconden hechos de violencia que nos afectan a nosotros pero también a toda la sociedad”, consideró Lamberto.

Añadió que quienes enviaron los textos intimidatorios “se atribuyen haber sido los que perpetraron el atentado contra el gobernador y la muerte de Luis Medina”.