| Resolución

Porqué la Cámara Federal resolvió apartar a Villena de la causa de espionaje ilegal

La Cámara resolvió que no tiene imparcialidad, tras haber sido recusado por las defensas de tres imputados.

El juez Villena fue separado por la Cámara.

Más vale temprano que tarde. La Cámara Federal de La Plata apartó hoy al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena de la causa que investiga el espionaje ilegal a dirigentes políticos, empresarios y gremiales durante l el gobierno de Macri.

De este modo, el tribunal de apelaciones hizo lugar al planteo de abogados defensores de tres ex agentes de la AFI sobre la falta de imparcialidad de Villena y resolvió que el expediente pase en su totalidad al Juzgado Federal número 2 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Juan Pablo Auge.

Se trata del magistrado que tiene a su cargo el expediente que investiga también presuntas actividades de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria realizadas durante el gobierno de Cambiemos, a partir de una denuncia de la actual titular de la AFI, Cristina Caamaño.

Las recusaciones a Villena fueron presentadas por los abogados defensores de Facundo Melo, Leandro Araque y Jorge Saez -ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia-, quienes consideraron que el magistrado “ha evidenciado una notable falta de objetividad y buena fue procesal”.

En su resolución, el juez de Cámara Agustín Lemos Arias -a cargo del Tribunal durante le feria extraordinaria- aceptó las recusaciones de los tres imputados contra Villena por presunta “parcialidad ” y pasó el expediente al otro magistrado de Lomas de Zamora, Auge.

Villena cuestionado

Es que Villena venía cuestionado por su actuación anterior a esta causa que le dio notoriedad. Semanas atrás, en el programa de Rolando Graña se difundió un audio del coordinador de espías Alan Ruíz, en el que admitía que le habían pedido a Villena autorizaciones para brindar un marco de legalidad a actividades que sabían que eran ilegales.

Por ejemplo, el espionaje en el Instituto Patria, que en su momento fue denunciado por Cristina Kirchner. Para argumentar que los espías que estaban frente a su domicilio tenían una orden judicial, el juez Villena sostuvo que había una denuncia del Ministerio de Seguridad que alertaba sobre un atentado de agitadores “antisistema”.

Lee más: Los dudosos antecedentes de los jueces que investigan el espionaje ilegal: sus vínculos con la AFI

También fue Villena el juez que autorizó escuchas en la Cárcel de Ezeiza, donde estaba alojado el jefe narco Mario Segovia. Una denuncia también del Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich alertaba que Segovia seguía manejando el negocio desde la prisión.

Pero esa causa no llegó a nada y sin embargo en los medios de comunicación seguidores del macrismo se difundieron escuchas de presos k que estaban en la misma prisión y que no tenían nada que ver con la causa de Segovia.

Antes de ser apartado Villena ya había ordenado la detención de 22 personas- se efectivizaron 18-, entre las que figuran ex agentes de la AFI y funcionarios del gobierno de Mauricio Macri, y había comenzado con las indagatorias a los apresados, entre los que están el exagente Alan Ruiz y la exfuncionaria Susana Martinengo.

Gravedad institucional

“Resulta imperioso señalar que en la presente causa se investigan hechos de notoria gravedad institucional, que ameritan que sean investigados profundamente con la intervención de un juez sobre quien no recaiga ninguna duda sobre su imparcialidad, y que se encuentre en una clara posición de objetividad para valorar la prueba recolectada y decidir la situación procesal de las personas imputadas”, destacó el juez Arias en su resolución.

“Entiendo que el juez recusado no se halla en la posición de imparcialidad necesaria para seguir al frente de la investigación y para decidir sobre los hechos que son objeto de pesquisa”, afirmó el camarista en su resolución.

El camarista sostuvo que Villena, en su condición de juez subrogante del Juzgado Federal Nº 2 de Lomas de Zamora,
“ordenó diversas tareas de inteligencia a la Agencia Federal de Inteligencia y a la Dirección de Inteligencia del
Servicio Penitenciario Federal, entre fines del año 2017 y comienzos del año 2019”.

Y destacó que “las actividades de espionaje ilegal que son objeto de investigación en la presente causa 14149/2020 se habrían llevado a cabo -en parte- en ese período de tiempo y estarían vinculadas directa o indirectamente a las medidas ordenadas por el juez Federico Villena en las referidas actuaciones judiciales.”

Ya había sido apartado

La semana pasada, la Cámara Federal ya había apartado a Villena de la investigación sobre la colocación de un explosivo que habían puesto en el edificio de José Luis Vila, un ex funcionario del Ministerio de Defensa, en 2018.

Según los abogados de los ex espías, sus defendidos expresaron “que poseen un temor fundado de parcialidad, ya que el juez Villena se habría excedido en sus funciones”.

En ese sentido, uno de los letrados expresó que, en uno de los audios que refirió en su presentación, “una persona que habría prestado servicios en la Agencia Federal de Investigaciones mencionó que el juez Villena libraba oficios judiciales para justificar la realización de tareas de inteligencia ilegales llevadas a cabo por personal de la citada agencia estatal”.

Antes de que se dispusiera su apartamiento, Villena tenía previsto continuar hoy con las declaraciones indagatorias de los detenidos Javier Bustos, Dominique Lasaigues y Alan Ruiz.

Ruiz ya está preso en la causa por supuesto espionaje al Instituto Patria y su indagatoria había sido fijada por Villena para el lunes, pero su defensa había pedido adelantarla para hoy, según informaron fuentes judiciales.

Por otra parte, la detenida ex coordinadora de Documentación Presidencial Susana Martinengo fue indagada entre las 22 de anoche y casi las 2 de la madrugada de hoy.

Martinengo está señalada como quien recibía en Casa Rosada parte de los informes producidos por los espías agrupados en un grupo de whatsapp denominado “SuperMarioBross”, y había pedido prisión domiciliaria por su edad y condición de riesgo ante la pandemia de coronavirus.