| Investigación

Imputan a 9 oficiales por la muerte del soldado Chirino y ordenan una nueva autopsia

La justicia federal avanza en la investigación de los responsables de la muerte del soldado.

La Justicia Federal de Paso de los Libres imputó a nueve oficiales del Ejército por la muerte del soldado Matías Chirino y ordenó la exhumación y una segunda autopsia sobre el cuerpo de la víctima, quien murió luego de un ritual de iniciación en un batallón de esa ciudad de la provincia de Corrientes.

A raíz de un pedido del abogado que representa a la familia Chirino, Enrique Fernando Novo y del fiscal federal Fabián Martínez, el juez federal de Paso de los Libres, Gustavo Fresneda, habilitó el periodo de feria judicial e imputó por supuestos homicidio simple y abuso de autoridad a ocho hombres y una mujer que cumplían funciones en el Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres.

Se trata de los capitanes Claudio Luna, Rubén Darío Ruiz y Hugo Reclus Martínez Tárraga, el teniente primero Darío Martínez, los tenientes Exequiel Aguilar y Franco Grupico, y los subtenientes Facundo Acosta, Gerardo Bautista, y Claudia Cayata.

Todos ellos aparecen en las declaraciones testimoniales que recogió el fiscal Martínez por los hechos que derivaron en la muerte de Chirino, en la madrugada del 19 de junio último, tras un ritual de iniciación que incluyó órdenes abusivas como consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

La acusación

En la resolución, se acusa al subteniente Acosta de “arbitrariamente haber instruido a Chirino a que arribara a la Unidad el día 18 de junio de 2022 -cuando previamente el segundo jefe le ordenó que debía presentarse dos días después- con el fin incito de celebrar, lo que la querella y los soldados Meza y Chaile denominaron como ‘bienvenida, bautismo y/o ritual de iniciación’, al indicarle que debía invitar una cena tanto a él como sus camaradas”.

Los principales testigos, como señala el fiscal, son Jorge Chaile y Rufino Meza, quienes también sufrieron las prácticas que se denunciaron como causal de la muerte de Chirino.

“Lo maltrató al ordenarle que ingiriera bebidas alcohólicas y que se sumergieran a la pileta con agua sucia y a bajas temperatura, para finalmente cuando perdió el conocimiento, dejarlo en un colchón colocado sobre el suelo de la habitación, destapado y sin ningún medio de calefacción”, expresó el representante del Ministerio Público Fiscal en su dictamen.

Las responsabilidades

En una resolución de siete fojas, el juez Fresneda determinó avanzar en la investigación para determinar las responsabilidades de cada uno de los imputados, así como exhumar el cuerpo de Chirino, inhumado en la provincia de Córdoba, donde el instituto Médico Forense de la justicia local deberá practicar una segunda autopsia sobre el cuerpo.

Por otra parte, en la ciudad cordobesa de Holmberg, la familia del soldado encabezó una marcha en reclamo de justicia, pues aun está vigente un pedido de detención de los principales sospechosos.

En la marcha los familiares de Chirino difundieron un petitorio en el que reclaman al Ejército la baja de los oficiales involucrados en su muerte y que, de ahora en más, se asigne el mando militar a personas que no hagan abuso de esa potestad”.

“No pueden admitirse nunca mas personas sádicas en el Ejército democrático argentino”, concluye el petitorio elaborado por los familiares del soldado fallecido.


Compartir: