| Por los pasillos

Se quedaron con las ganas

El gobierno porteño se quedó con las ganas. La Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional rechazó el recurso mediante el cual el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pretendía presentarse como querellante en la causa que investiga la represión ocurrida hace cuatro meses en el hospital neuropsiquiátrico José Tiburcio Borda. Los jueces Carlos González, Mariano González Palazzo y Alberto Seijas precisaron que la acción del municipio porteño “no puede prosperar pues acceder a ello instauraría en la pesquisa del evento una incompatible asunción de roles antagónicos, como es la de ser los funcionarios públicos imputados y a la vez acusadores”. El argumento de los abogados del gobierno porteño fue que los efectivos de la Policía Metropolitana reaccionaron cuando fueron agredidos, pero los camaristas respondieron que “con motivo del accionar policial también habrían resultado heridos pacientes, médicos y enfermeros del nosocomio de mención, así como periodistas, legisladores y agentes gremiales”.


Compartir: