| Noticias

La explosiva declaración del espía Rolo: los vínculos con la AFI, Bullrich, Stornelli, Bidone y Bonadio

El ex agente de la AFI declaró durante tres días. Intentó desligarse pero dio detalles de la trama del espionaje ilegal.

Stornelli con su actual pareja, empleada del Ministerio de Justicia.

Por Rafael Saralegui

La declaración indagatoria que el ex integrante de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Rolando Hugo Barreiro, alias Rolo o Roli, realizó ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, acusado de ser miembro de una banda dedicada a la extorsión y el espionaje, es sumamente jugosa por la enorme cantidad de información que brinda, más allá de que se trata de un acto de defensa, por lo cual no está obligado a decir la verdad. Pero se advierte que tenía ganas de hablar. El trámite se prolongó durante tres días.

Algunos de sus dichos ya trascendieron, pero muchos otro no se conocían y son explosivos por los eventuales alcances de la organización supuestamente integrada por el falso abogado Marcelo D´Alessio y los fiscales Carlos Stornelli y Juan Ignacio Bidone y los ex comisarios bonaerenses Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, también integrantes de la AFI y detenidos por orden del mismo juez.

Durante la primera jornada, Rolo reveló que “en distintas charlas con D´Alessio o encuentros, él siempre me nombraba que trabajaba con Bogoliuk y Degastaldi, que el nexo –digamos- o figura de autoridad de ellos era Pablo Piamonti o Pinamonti, no recuerdo bien el apellido pero era algo así. Esa persona era la que reportaba directamente a lo más alto de la AFI, en escalas, arriba de Bogoliuk y Degastaldi, pero debajo de los Directores y Asesores. Ese Pablo era un intermedio de Directores y Asesores, entre los asesores hay uno que se llama Dario Biorsi, con esto no rompo ningún secreto porque ya es de público conocimiento. Pablo era la persona con la que se reunían ellos tres: D´Alessio, Degastaldi y Bogoliuk”.

Según una nota de La Política On Line, Pablo Pinamonti llegó a la AFI gracias al presidente de Boca y operador judicial del macrismo, Daniel Angelici, quien ante los había ubicado en la Policía Metropolitana, cuando el actual presidente era Jefe de Gobierno. “Ante la bicameral de fiscalización de organismos de inteligencia, Arribas y Majdalani confirmaron que Bogoliuk estuvo a cargo de Pablo Pinamonti, jefe de Asuntos Internos de la AFI y quien tuvo a cargo el “Plan Amba”, como se llamó a la apertura de bases de la AFI en el conurbano bonaerense”, sostuvo el sitio.

¿Y quién es Biorci, en la estructura de la AFI? Según el columnista del diario La Nación Carlos Pagni se trata del jefe de Gabinete de Majdalani y según el sabueso de Tiempo Argentino Ricardo Ragendorfer los une no sólo la relación laboral, sino el afecto, ya que está casado con una de sus hijas. En limpio: Barreiro dice que Bogoliuk, Degastaldi y D´Alessio reportaban a dos altos mandos de la AFI, con llegada directa a la número dos del organismo, aunque en la práctica la llamen Señora Ocho.

Después de describir cómo se organizaba al grupo y a quienes reportaban, Barreiro se refiere a los vínculos del falso abogado D´Alessio con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien cuando estalló el escándalo aseguró que se trataba de un farsante, una forma rápida para tratar de desligarse.

Lee: Según el juez, Stornelli y D´Alessio planeaban plantarle droga al ex novio de la pareja del fiscal

“Tengo una mezcla importante de temas para contar, pero en cuanto a la relación de Bullrich, él participó en la entrega de Marcelo Mallo, que salió por Crónica TV donde se los ve hablando, la persona que está de espaldas en esa filmación es su actual abogado, Claudio Fogar. Esto lo pongo en contexto de que a D ´Alessio le creí un montón de cosas que me dijo, tanto cuando me dijo para trabajar en ENARSA, tanto cuanto me decía que trabajaba en el Ministerio  de Seguridad y lo veo con Patricia Bullrich en la tele, cuando me dice que trabaja con los de la AFI y lo uno con los comisarios Bogoliuk y Degastaldi, esas cosas”, explica el ex espía, que trabajó en la AFI entre 2002 y 2016. Marcelo Mallo es un militante peronista, líder de Hinchas Argentinas, a quien se quiso vincular con la fuga de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez sin éxito. Mallo está detenido en otra causa, acusado de extorsión y estafa.

Justamente, el fiscal que investigó el triple crimen, Juan Bidone, también está acusado de integrar el mismo grupo junto a D´Alessio. Y Barreiro reconoció que fue él quien hizo el vínculo entre los dos, ya que conocía a Bidone porque había colaborado con la investigación del caso. “Yo en otra oportunidad le dije a Bidone que había un amigo, un conocido que trabaja para la AFI, el Ministerio de Seguridad, la Embajada, que tenía muchos datos, que quizás le interesaba conocerlo, porque él se quedó con mucha “espina” por el caso, le presentó como algo de lo que ya había pasado, no como algo que era para la injerencia de la causa porque él ya no tenía la causa. Bidone me dijo que le interesaba concer a una persona así”, declaró Barreiro. Y en otro párrafo agrega un dato que lo deja mal parado al fiscal de Mercedes, actualmente suspendido. “En esta relación de ellos, algo que me llamó la atención en un punto –yo con D´Alessio ya tenía bastante relación en ese momento- es que D´Alessio me dijo algo así como “este Bidone me tiene podrido, hasta quiere que le pague los pasajes a Cancún”, a lo cual yo le dije “porqué”, él me decía “no sé, parece que ahora le gusta viajar también”, me dijo “ya le dije a Julieta que le compre los pasajes de Canning”, Julieta era la secretaria de D´Alessio. Con respecto a la secretaria, Julieta, yo estando en la estudio jurídico de D´Alessio por ciertos motivos, D´Alessio le decía cosas como “Julieta, acordate del sobre que le tenés que mandar a Bidone” por ejemplo, por lo que pienso que había algún tipo de intercambio entre Bidone y D´Alessio”. Para Barreiro, Bidone le daba información a D´Alessio no sólo por un interés económico, sino porque además buscaba ascender en la carrera judicial.

Barreiro se refirió también al supuesto espionaje sobre los miembros del programa Animales Sueltos, de América TV, que tenía al editor de Clarín Daniel Santoro, como uno de los panelistas. “En relación a la imputación que se me cursa sobre el programa de Animales Sueltos quiero decir que, como primera medida, yo no tuve relación ni contacto con Alejandro Fantino, a Daniel Santoro lo vi una sola vez en mi vida, le di la mano y nada más, no tengo su teléfono ni hablé con él de nada, el que sí realizó las actividades -si se quiere de inteligencia- fue el Sr. Marcelo D´Alessio, el cual sí tenía un vínculo muy fluido con el Sr. Santoro, con Alejandro Fantino y –según él- hasta con Daniel Vila -el dueño de Canal América-”, se despachó el ex agente. Y agregó que Fantino estaba preocupado por lo que pudiera declarar la fallecida Natacha Jaiit en la causa por los abusos en los jugadores juveniles de Independiente. “De Daniel Santoro, no se si lo tengo que decir yo, pero Marcelo D´Alessio tenía una relación casi familiar, es decir, ambos se visitaban entre sí y se iban a sus casas, las mujeres tengo entendido que eran amigas y D´Alessio me ha enviado fotos con Santoro y los he visto juntos”, precisó Barreiro y añadió que “D´Alessio se jactaba de su relación con Santoro y me demostraba mandándome un día antes de que saliera una nota en el Diario Clarín de que él iba a escribir sobre narcotráfico o distintos temas, él me avisaba “mañana sale una nota”.

Luego se refirió al fiscal Stornelli, declarado en rebeldía por el juez por haberse negado a comparecer ante el tribunal, y al juez federal Claudio Bonadio, instructor de la causa de las fotocopias de los cuadernos. “Quiero agregar que el Sr. Marcelo D´Alessio era el que tenía relación con Carlos Stornelli y aparentemente con Claudio Bonadío también, digo esto porque a fines de 2018, me contacta una persona y me dice que necesitaba hablar con D´Alessio –como sabía que yo lo conocía, me contactó a mi-. Cuando le pregunté porqué lo quería contactar, me dijo que había dos o tres empresas ligadas a la causa de los cuadernos -en realidad eran personas de empresas grandes- y me dice “porque fui” o “mandamos a averiguar al juzgado cómo teníamos que hacer el nexo o el puente para hablar o hacer un tipo de arreglo” y que le habían dicho que hable con una tal Alejandra que sería una de las secretarias –no se si de Bonadío o Stornelli- que ella lo iba a orientar”, se despachó el ex espía. “Cuando esta persona llegó a hablar con Alejandra, le comentó “si vos queres tener una línea de contacto con Stornelli o Bonadío” (creo que era indistinto, pero en referencia a la causa cuaderno y para llegar a uno de los dos -Bonadio o Stornelli- y esta Alejandra sería la secretaría de uno de los dos) “tenés que hablar con Marcelo D´Alessio”, precisó. Según trascendió en Tribunales, Alejandra no sería una secretaria, sino una abogada de un conocido estudio del foro porteño.