| ¿Lobby o periodismo?

¿Quién es el directivo de La Nación que se pasea por la Corte Suprema?

Uno de los directivos del diario visita cada vez con más frecuencia a Lorenzetti. También hace lo mismo con integrantes del Consejo de la Magistratura.

Julio Saguier con Cohen Sabban, ex presidente de la DAIA.

Julio Saguier con Cohen Sabban, ex presidente de la DAIA.

Es un comentario muy frecuente en la Corte Suprema de Justicia y en el Consejo de la Magistratura. El directivo del diario La Nación Julio César Saguier está cada vez más abocado al lobby judicial en todo sentido, bastante alejado de cuestiones estrictamente periodísticas.

De un año a esta parte, es muy frecuente encontrarlo en los pasillos del cuarto piso de la calle Talcahuano así como también en las oficinas de la Magistratura de la calle Libertad. Su último objetivo era lograr la renuncia del camarista Eduardo Farah, que fue uno de los que firmó la sentencia que excarceló al empresario Cristóbal López. Cosas del pasado: López está preso de nuevo y Farah se fue de la Cámara Federal a un tribunal oral, luego de las críticas que recibió por su resolución.
Nadie entiende muy bien cuál es el propósito que mueve al empresario periodístico. Ricardo Lorenzetti (que lo recibe una vez por semana) lo explica diciendo que Saguier busca promover una suerte de purga en el Poder Judicial porque parte de la premisa de que “sin una Justicia seria” es imposible que vengan inversiones y que el país sea viable. Y lo toma como una cuestión personal.
Todavía no se entiende si forma parte de este plan la constante apología en La Nación en favor de mejorar las condiciones de pena de los integrantes de la dictadura militar, que fueron condenados por violaciones a los derechos humanos.
Saguier fue un fuerte impulsor de la salida de Eduardo Freiler de la Cámara Federal durante el año pasado y también de las acusaciones contra el juez federal Daniel Rafecas, que solo quedaron en una sanción administrativa. Sus interlocutores habituales en el Consejo de la Magistratura son el diputado Pro Pablo Tonelli, el académico  Miguel Piedecasas y el juez Luis Cabral.
A nivel Corte Suprema el contacto más asiduo sería el ministro Carlos Rozenkrantz, a quien Saguier visita permanentemente a veces acompañado por el periodista Carlos Pagni, dicen fuentes del máximo tribunal sorprendidas por el lobby que realiza el empresario.