| Campaña

Vidal y Tagliaferro mueven fichas en la Justicia de Morón

Buscarían nombrar a un fiscal general “propio”. Reuniones con abogados vinculados con el duhaldismo residual. Un polémico censo en marcha.

Vidal y Tagliaferro, una pareja política.

Vidal y Tagliaferro, una pareja política.

En el Departamento Judicial Morón ven con inquietud los posibles movimientos que se pueden generar tras la victoria de Ramiro Tagliaferro a la intendencia del distrito. El alcalde ganador, se sabe, es además el marido de la gobernadora electa, María Eugenia Vidal, la mujer que le hizo morder el polvo de la derrota a Aníbal Fernández.

Las dudas surgen por los eventuales cambios que el matrimonio buscaría llevar adelante en algunos puestos claves de la Justicia de Morón.  Por ejemplo, se dice que buscarían el desplazamiento del fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, forzando una renuncia o mediante un jury. Nieva Woodgate viene cuestionado, de todos modos, porque se lo acusa desde organismos de defensa de los derechos humanos de vínculos con la dictadura militar.

En el caso de que ese cargo quede vacante, buscarían conseguir el nombramiento de Matías Rapazzo, un fiscal de primera instancia, que tiene muy buena relación con Tagliaferro, a tal punto que todas sus denuncias terminan en ese despacho, sostienen quienes conocen la interna del distrito.

La hermana de Matías, Guillermina Rapazzo, era la secretaría del fiscal Marcelo Tavolaro, quien estuvo a cargo al comienzo de la investigación del crimen de la menor Candela Rodríguez, hasta que fue separado del caso por las supuestas irregularidades que se cometieron durante su tramitación. Esa causa terminó con un informe lapidario de una comisión investigadora de la Legislatura provincial, que llegó a pedir la renuncia del jefe de la policía provincial.

El padre de Guillermina y de Matías, Luis Rapazzo, es un conocido abogado penalista de la zona de Morón y pese a que nunca tuvo un cargo en el Poder Judicial, se le adjudica un enorme peso en la zona debido a los vínculos que mantiene con diversos estamentos de la Justicia y de la política.

Rapazzo padre comenzó a tallar en la justicia provincial de la mano del ex senador provincial Horacio Román, por años titular de la comisión de Acuerdos del Senado provincial, llave de acceso a los cargos de importancia en la justicia de la provincia de Buenos Aires.

En los Tribunales de Morón las fuentes dicen a CyR que Tagliaferro y Vidal se habrían reunido ya con los fiscales y jueces de garantías que deben sus puestos al visto bueno del ex gobernador Eduardo Duhalde y el ex senador Román.

Una de las ideas que baraja el matrimonio, es realizar una suerte de censo entre los empleados de la municipalidad, que hasta ahora estuvo controlada por el derrotado Sabatella, para detectar posibles casos de adicciones a sustancias tóxicas o descubrir quiénes pueden tener alguna causa penal en su contra. Con esa información, dicen, comenzarían con intenso operativo limpieza.

El matrimonio habría mantenido reuniones además con estudios de abogados que tienen cordiales relaciones con policías. Siempre son los mismos los que se encargan de sus defensas cuando se ven involucrados en alguna causa judicial.

Son los primeros movimientos en el ámbito de la Justicia de Morón que no auguran gratas novedades para quienes transitan a diario por los atestados juzgados y fiscalías. Las influencias se hacen sentir en el distrito, sobre todo cuando los imputados son gente de peso. Todavía se recuerda todas las peripecias que hubo que sortear para que el sacerdote Julio César Grassi llegara a ser condenado por abuso de menores.

 


Compartir: 
Etiquetas: