| Escándalo en Salta

Una médica estuvo cuatro horas detenida por realizar una interrupción legal del embarazo

La profesional de la saluda fue arrestada tras la denuncia de un médico antiderechos.

Una médica de la provincia de Salta, quedó presa el viernes 3 por orden del fiscal Gonzalo Vera de la ciudad de Tartagal, luego de que la profesional de la salud  le realizó una interrupción legal del embarazo a una joven de 21 años y la decisión generó enormes repercusiones en la provincia por la persecución. Finalmente, cuatro horas más tarde quedó en libertad.

La orden de detención la aprobó el juez de Garantías, Fernando Mariscal Astigueta. El fiscal hizo el pedido de detención en una causa iniciada por denuncias de familiares de la joven, que se había presentado en el hospital para realizar una ILE.

Según informó el Ministerio Público Fiscal de Salta, el fiscal Vega sostuvo en su pedido de detención que no se habrían cumplido las causales para realizar la ILE a las 22 semanas de embarazo.

La Ley 27.610, de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, dispone en su artículo 4, que las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar, tienen el derecho a decidir acceder a la interrupción del embarazo hasta la semana 14, inclusive del proceso gestacional.

Cumplió con el protocolo

Fuera del plazo dispuesto, existen excepciones contempladas por el Código Penal, de las cuales una es que el embarazo fuera producto de un abuso sexual, o bien, que estuviere en peligro la vida o salud integral de la persona gestante.

La Regional Salta de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir sostuvo que la médica detenida “ha procedido desde los marcos normativos vigentes, respaldada por un equipo interdisciplinario que dejó constancia de todas las actuaciones en la historia clínica correspondiente, con transparencia activa y respetando los principios de autonomía y derecho a la salud de la persona que solicitó la ILE”.

Además, informaron que el abogado denunciante, Andrés Rambert Ríos, es el mismo que “defiende al médico Marcelo Cornejo”, que “se encuentra imputado en una causa penal por abuso a una menor en ejercicio de su función como ginecólogo, siendo nuestra compañera la que lo denunció de oficio”.

Frente a la detención de la profesional, única médica del Hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal, que no adhiere a la objeción de conciencia, sectores en defensa de los derechos de las mujeres convocaron a un pañuelazo en Salta Capital en el Ministerio Público Fiscal a las 11 y en el Hospital Materno Infantil a las 12.

Rechazo

En tanto, el Instituto contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), a cargo de Victoria Donda, expresó su preocupación y repudio “por la detención de una médica que garantizó una Interrupción Legal del Embarazo en el marco de la Ley 27.610”

“Queremos resaltar que la profesional ha procedido desde los marcos normativos vigentes, respaldada por un equipo interdisciplinario que dejó constancia de todas las actuaciones en la Historia clínica correspondiente, con transparencia activa y respetando los principios de autonomía y derecho a la salud de la persona que solicitó la ILE”, agregó el INADI.

A su vez, declararon que “este es un caso más en el que se persigue a quienes quieren hacer cumplir la ley de ILE ya que, a raíz de esta detención, Tartagal se queda sin médicos que no sean objetores de conciencia, obstaculizando así el derecho de las personas gestantes del lugar a disponer de sus propios cuerpos”.

“Desde el INADI manifestamos nuestro repudio a este accionar discriminatorio y ponemos a disposición nuestros servicios para garantizar el cumplimiento de la Ley 27.610 de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, ampliamente discutida en el Congreso e impulsada por la sociedad desde la calle”, concluyeron.