| Juicio oral

Segunda condena para un jefe narco en una semana

Esteban Alvarado fue condenado al 15 años de prisión por tráfico de drogas.

El capo narco rosarino Esteban Alvarado recibió su segunda condena en menos de una semana, esta vez a 15 años de prisión al ser considerado organizador del transporte de 493 kilos de marihuana a Río Negro, en una sentencia dividida del Tribunal Oral Criminal Federal (TOCF) 2 de esa ciudad, ya que un juez planteó la absolución del acusado por el beneficio de la duda.

Alvarado, que la semana anterior tuvo una condena a prisión perpetua por la Justicia ordinaria santafesina por homicidios, balaceras y amenazas, sumó por primera vez una una condena por narcotráfico, la que se cree que es su principal actividad ilícita.

Los jueces Eugenio Martínez y Ricardo Vázquez se pronunciaron por la condena del acusado, al encontrarlo responsable penal del delito de transporte de estupefacientes en calidad de organizador.

El restante magistrado del Tribunal, Otmar Paulucci, se pronunció en el fallo por la absolución de Alvarado por el beneficio de la duda.

El fiscal del juicio, Fernando Arrigo, había solicitado una pena de 20 años para el criminal, quien lidera una organización enfrentada a “Los Monos”, a cargo de Ariel “Guille” Cantero, también detenido.

Dijo ser inocente

En la mañana, antes de la lectura del veredicto y en sus “últimas palabras ante el tribunal”, Alvarado se declaró “inocente” del delito de transporte de drogas y dijo que jamás le secuestraron ni “un porro”.

“Quiero decir que soy inocente, que nada tengo que ver con ese cargamento, ni con nada que se me relacione”, sostuvo Alvarado sobre la acusación de ser organizador del transporte de 493 kilos de marihuana a Río Negro.

Y agregó: “Se me investigó, se me recontra investigó, se me escuchó a mí y a mi familia, pero nunca llegaron a nada, nunca van a encontrar nada porque no hay nada”.

“No tengo nada que ver con el transporte de estupefacientes, ni a General Roca (Río Negro), ni ninguno”, insistió el hombre de 43 años, quien consideró “totalmente loco” que el fiscal ante el TOCF2 haya solicitado para él una pena de 20 años.

También sostuvo que desde el año 2012, cuando se lo arrestó en una causa por robo de autos en el Gran Buenos Aires, en la que le dieron a 6 años y 6 meses de prisión, “hasta la fecha hubo como 200 allanamientos” a sus propiedades y al respecto remarcó: “Jamás me secuestraron un porro”.

“Sí me han sacado autos, camionetas, camiones, sí, porque ese sí es mi rubro, pero relacionado con el narcotráfico jamás”, indicó el acusado.

El hecho

A Alvarado se lo condenó por organizar el envío de casi media tonelada de marihuana a Río Negro en 2017, cargamento que secuestró la policía de la esa provincia a la altura de la localidad de General Roca.

Por ese mismo hecho se condenadó en mayo de 2019 los dos conductores del camión Scania con semirremolque  donde se halló la droga y dos personas que se movían en un Chevrolet Vectra que hacía de “puntero” de la carga.

Al capo Alvarado se lo considera uno de los actores significativos del mundo narco de la ciudad de Rosario, rival histórico del otro grupo criminal importante de la zona, la banda “Los Monos”.