| Sabrina Olmos, fallecida en Morón

Secuestran armas de la policía para investigar la muerte de la adolescente

El fiscal a cargo del caso ordenó peritar las armas de 16 policías que participaron en el tiroteo con un sospechoso que había robado un auto. La chica estaba en el patio del colegio.

El coche robado que dio origen al tiroteo.

El coche robado que dio origen al tiroteo.

El fiscal que investiga la muerte de la adolescente Sabrina Olmos, una chica de 15 años que murió al recibir un tiro mientras estaba en el recreo de un colegio parroquial de Morón, informó que secuestró las armas de los policías y del detenido que se enfrentaron en un tiroteo.

En diálogo con Vorterix, el fiscal de Morón, Claudio Oviedo, dijo que se trata aún de determinar de dónde provino la bala que impactó contra la víctima. “Secuestré 16 armas del personal policial, más la del imputado”, reveló el funcionario. Dijo que las pericias determinarán si la bala rebotó o si pegó directamente en el pecho de Sabrina y que el único objetivo “es conocer la verdad y comunicarla”.
El fiscal dipuso que los peritajes balísticos fueran realizados por efectivos de la Gendarmería debido a que los investigados son agentes y oficiales de la policía bonaerense. Al mismo tiempo, ordenó que la autopsia fuera realizada por médicos del distrito judicial de Lomas de Zamora.
Al ser consultado por la cantidad de armas oficiales secuestradas, Oviedo explicó que se basó en el sistema de ubicación satelital que le permitió saber cuáles móviles estaban en la persecución y cuáles estaban en la zona. “Estamos en una etapa, que es determinar el calibre. Luego el arma. Hasta que no tenga establecida toda la secuencia, no se puede hablar de calificaciones legales”, aclaró el fiscal.
De igual forma contó que uno de los delincuentes logró darse a la fuga, mientras que el otro fue detenido y será indagado hoy. El ladrón -dijo el fiscal- ya tiene una condena previa que había cumplido en octubre del año pasado.
Oviedo había explicado que todo comenzó con una persecución policial y que “con motivo de la misma los ocupantes del vehículo (robado), según testimonios, efectuaban disparos hacia el móvil policial”, los que fueron “repelidos” por los policías. “A cinco cuadras de aquí hay un primer móvil que participa de la persecución, que quedó fuera de servicio”, dijo el fiscal en referencia a un primer choque.El fiscal comentó que a la persecución “se incorporan otros vehículos” policiales y allí se produjo “el escenario principal”, es decir, el tiroteo frente a uno de los paredones del colegio, que terminó con la adolescente baleada. “Los vecinos del lugar dan cuenta de un intercambio de disparos”, afirmó el fiscal. “El proyectil de alguna de las armas que participaron en ese intercambio es el que, de alguna manera que se va a determinar con las pericias, traspone el paredón e impacta en el cuerpo de la víctima, que se encontraba en el patio de la escuela”, relató.

El representante del Ministerio Público Fiscal aseguró que “el desenlace tiene lugar a dos o tres cuadras aproximadamente, donde ya finalmente dos móviles policiales le cierran el paso y chocan frontalmente el vehículo (robado) que queda en el lugar”.

“Estaba en el recreo y de golpe vi que la chica tenía sangre en la nariz. La recostaron y empezó a vomitar sangre. Por lo que escuché, la bala entró en el pecho y la impactó justo en el corazón”, había declarado uno de los compañeros de años superiores de la joven fallecida. A su vez, una madre contó que un policía se negó a asistir a Sabrina cuando estaba herida y prefirió ir detrás de los delincuentes. “Queremos saber, hasta las últimas consecuencias, de dónde salió la bala que la mató”, afirmó otro de los padres.

Compartir: 
Etiquetas:  ,