| Resolución

Ruta del dinero: dos testigos admitieron que mintieron para involucrar a CFK

Admitieron que no vieron al juez Casanello en la quinta de Olivos.

El juez Casanello está en el Vaticano.

Dos testigos que dijeron haber visto al juez federal Sebastián Casanello en la quinta presidencial de Olivos a finales de 2015 admitieron que mintieron.

Lo hicieron al firmar un acuerdo de juicio abreviado con la fiscalía en el marco de la causa que se les sigue por falso testimonio.

Casanello estaba entonces a cargo de la causa “la ruta del dinero k”, según los medios hegemónicos, aunque ningún integrante de la familia Kirchner tuvo relación con el caso.

La familia de Lázaro Báez está actualmente en juicio por supuesto lavado de dinero, pero cuando la causa estaba en instrucción se quiso involucrar a CFK.

La idea era separar a Casanello del caso y que pasara a otro juez, para obligar a Báez a involucrar a CFK a cambio de aliviar su situación.

En esa maniobra intervinieron dos falsos:  Gabriel Corizzo y Carlos Scozzino, quienes fueron procesados por “falso testimonio agravado”.

Mentira en Olivos

Los dos dijeron  bajo juramento de verdad que vieron al juez en Olivos durante la presidencia de Cristina Kirchner y en pleno trámite de la causa por supuesto lavado de dinero contra Lázaro Báez.

La denuncia la había hecho el abogado Santiago Viola, defensor de uno de los hijos de Lázaro, con la colaboración del ex fiscal Eduardo Miragaya, que en esa época estaba en la AFI macrista.

A  raíz de ese episodio, el empresario Báez había intentado sin éxito recusar a Casanello para apartarlo del caso en 2016.

Lee más: La trama Fariña: un guión armado para recitar ante el juez Casanello

En una investigación posterior se comprobó que el juez Casanello nunca estuvo en Olivos y ambos hombres quedaron procesados por un delito que prevé hasta diez años de prisión.

Para evitar el juicio y una eventual condena mayor, ahora ambos admitieron que mintieron y pactaron una pena de tres años de prisión en suspenso con el fiscal de juicio Juan García Elorrio, que deberá aceptar el Tribunal Oral Federal 3.

Nunca ocurrió

“La celebración del acuerdo importa la aceptación de la materialidad de los hechos, calificación legal propuesta, sanción penal y que con ello renuncian al juicio oral y público al que tienen derecho”, señaló la fiscalía en el acuerdo elevado al tribunal, en el que además se solicitó que se convoque a una audiencia virtual a fin de que allí se corroboren los extremos del acuerdo.

Según el requerimiento de elevación a juicio, Corizzo se presentó en los tribunales federales de Retiro para declarar bajo juramento de verdad haber visto a Casanello, que es querellante en esta causa, en la “quinta presidencial de Olivos, cuando tal evento nunca ocurrió”.

Poco después, Scozzino se presentó también para declarar haber visto al juez en Olivos, en una antesala, esperando para reunirse con la entonces presidenta de la Nación, algo que según se dio por probado en una investigación judicial, no sucedió.

A partir del juicio abreviado, la fiscalía reclamó que se “condene a Gabriel Edgardo Fabián Corizzo a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, seis años de inhabilitación absoluta y costas, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de falso testimonio agravado” y acordó con los acusados la misma condena para Calros Marcelo Scozzino.