| Internas

Rosenkrantz les tira un centro a los jueces promovidos por Macri sin acuerdo del Senado

El presidente de la Corte convocó a un acuerdo extraordinario para el martes próximo.

Rosenkrantz, Highton y Lorenzetti. Todos contra todos.

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, convocó a un “acuerdo extraordinario” para el próximo martes para tratar los casos de los jueces desplazados por no contar con acuerdo del Senado.

Rosenkrantz indicó que el acuerdo será para tratar los recursos de por los camaristas Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli.

De esta forma, el presidente designado en la Corte por Mauricio Macri les da una esperanza a los camaristas que tambián habían sido promovidos por el entonces Presidente.

Rosenkrantz les anticipó hoy en reunión virtual al resto de los ministros que enviaría la convocatoria para tratar los recursos extraordinarios de los jueces.

Les avisó que lo haría invocando las atribuciones que le confiere el reglamento de la Justicia Nacional para convocar reuniones de acuerdo fuera de agenda.

Esto significa que la próxima reunión no fue resulta en conjunto con los otros supremos, sino que lo resolvió Rosenkrantz por su cuenta.

Recursos extraordinarios

Bertuzzi, Bruglia y Castelli tienen radicados en la Corte recursos extraordinarios que buscan retrotraer la suspensión de sus traslados decidida por el Senado.

La Cámara resolvió que estos magistrados no obtuvieron el acuerdo que marca la Constitución por lo que deberían volver a sus tribunales de origen.

Estos jueces también plantearon amparos ante el fuero Contencioso Administrativo Federal que fueron rechazados en primera instancia y ahora se encuentran en segunda instancia.

El presidente del tribunal anticipó a sus colegas en la reunión virtual de hoy por la mañana que convocaría a un “acuerdo extraordinario”.

El reglamento de la Justicia Nacional, dice en su artículo 71, que “la Corte Suprema podrá también reunirse en acuerdos extraordinarios en días hábiles o feriados cuando fuera convocada por el Presidente o lo dispusiera la mayoría del Tribunal”.

En Clarín y La Nación

Luego de la reunión virtual, Rosenkrantz oficializó la convocatoria vía correo al resto del tribunal y formuló declaraciones a los diarios Clarín y La Nación.

“La Corte tiene la responsabilidad, en casos como éste, de dar certidumbre a la ciudadanía sobre el trámite que se impondrá a los planteos de los jueces involucrados”, sostuvo a Clarín.

Y continuó: “Como dije hace una semana, la Corte tiene la autoridad final cuando está en juego la constitucionalidad de los actos de otros poderes del Estado”.

Lee más: Casación resolvió que los jueces trasladados por Macri vuelvan a sus juzgados de origen

A fines de julio, el Consejo de la Magistratura aprobó solicitar al Senado que revise traslados de 10 jueces, en base a un informe del representante del Poder Ejecutivo.

Gerónimo Ustarroz revisó todos los traslados de jueces realizados desde 1998 hasta 2020 y advirtió asimetrías e irregularidades manifiestas estos casos.

Los rebeldes

La Comisión de Acuerdos del Senado convocó a los magistrados pero Bruglia, Bertuzzi y Castelli prefirieron no asistir a dar explicaciones.

En cambio, iniciaron una campaña pública en los medios hegemónicos para quedarse en los tribunales a los que  llegaron por decretos de Macri.

Simultáneamente, presentaron amparos ante el fuero Contencioso Administrativo y recurrieron a la Corte pidiendo que interviniera por “per saltum” y dejara sin efecto la decisión del Consejo de la Magistratura y del Senado.

La jueza que entendió en el amparo presentado por Bruglia y Bertuzzi, María Alejandra Biotti, rechazó la pretensión al entender que “no se observa la arbitrariedad o ilegalidad manifiesta requerida para la procedencia de la vía del amparo, ya que no son atendibles los cuestionamientos de los co-actores (Bertuzzi y Bruglia) relativos a la afectación de sus derechos en este proceso”.

Con la decisión del Senado, Bertuzzi debe volver al Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, Bruglia al Tribunal Oral Federal 4 y Castelli al Tribunal Oral Federal 3 de San Martín, dejando así la Sala I de la Cámara Federal Porteña, en el caso de Bruglia y Bertuzzi y el Tribunal Oral Federal 7, en el caso de Castelli.

Hasta aquí, la Corte no había dado muestras de tener entre sus prioridades el tratamiento de la situación de los tres jueces ya que no había definido el “per saltum”, ni tratado los recursos extraordinarios y, por el contrario, había delegado en la Cámara Federal de Casación Penal, superiores inmediatos de los tres magistrados, los pormenores de la suspensión de los traslados.