| Está acusado de explotación sexual

Quién es Leandro Santos, el manager de modelos detenido, y su vínculo con Nisman

Está acusado de explotación sexual en Uruguay. En 2012 había sido detenido, pero consiguió zafar. En 2015 había sido denunciado por una amiga del fiscal fallecido.

Santos es el manager de Cocucci.

Santos era el manager de Cocucci, la amiga de Nisman.

El representante de modelos Leandro Santos, que tenía pedido de captura de la justicia uruguaya por presunta explotación sexual de menores de edad fue detenido en el barrio porteño de Núñez, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Santos (35) fue apresado por efectivos de la División Investigación Federal de Fugitivos, del Departamento Interpol de la Policía Federal, que lo buscaba en el país a pedido de la justicia de Montevideo, Uruguay, que había requerido su captura internacional.

Tras diversas tareas de inteligencia, los federales establecieron que Santos vivía en una casa del barrio porteño de Núñez, donde se montó una vigilancia para atraparlo. Hace dos años Santos había sido denunciado por Florencia Cocucci, una amiga del fallecido fiscal Alberto Nisman, por extorsión. Santos había sido el nexo entre Cocucci y el fiscal.

Tras el arresto Santos fue trasladado a dependencias de Interpol, donde quedó a disposición del juez para ser extraditado. El requerimiento de captura del representante fue emitido por el Juzgado Letrado Penal Especializado en Crimen Organizado, Primer Turno, de la Ciudad de Montevideo, Uruguay.

El manager está acusado de formar parte de una organización internacional dedicada al proxenetismo y explotación sexual de modelos menores de edad, quienes, ante la promesa de una carrera exitosa, dejaban sus hogares, dijeron las fuentes.

Santos ya había sido detenido en febrero de 2012, luego de que tres modelos lo denunciaran. En el marco de la misma causa fueron detenidas otras dos personas uruguayas, habitues de la noche de Punta del Este y Montevideo. Pero Santos consiguió eludir entonces la extradición.

Según la investigación iniciada tras esas denuncias, uno de los detenidos se encargaba de reclutar mujeres por Internet y avisos clasificados con la promesa de convertirlas en modelos de primer nivel, mientras que el otro se encargaba de presentárselas a empresarios de alto poder adquisitivo. Para los pesquisas, Santos era quien evaluaba físicamente a las jóvenes y las entregaba.

El caso Nisman

En marzo de 2015, el abogado Omar Saker, representante de Florencia Cocucci, una de las personas que viajó con el fiscal Alberto Nisman al Caribe y de quien se difundieron fotografías en su momento, denunció que la joven fue amenazada, que tramitaron “un pedido de hábeas corpus” y que la investigación derivó en otra causa que investiga el delito de trata de personas.

Cocucci acusó entonces al empresario Leandro Santos -quien fue arrestado el 17 de febrero del 2012 en el marco de una causa por prostitución vip- quien, según Saker, “le habría presentado a Nisman en un boliche”, con quien luego mantuvo una relación de amistad, según afirmó.

“Florencia volvió a declarar ayer frente al fiscal de la causa. Ella radica una denuncia en un juzgado en marzo por amenazas y extorsión contra Leandro Santos, presentó un hábeas corpus hace 10 días y presentó otra denuncia por trata de personas”, relató entonces el letrado.

Cuando un periodista le preguntó si Cocucci se dedicaba a la prostitución, el abogado respondió: “No, de ninguna manera. Por eso, ella está viviendo estos problemas. Acusa a Santos de extorsionarla con un supuesto video que no existe para que ella ‘lo limpie’, ésa es la palabra, en la causa Nisman”.

Por otra parte, Saker dijo que “es motivo de investigación” si Santos “proveía de chicas a Nisman”, y, consultado sobre la relación entre el fallecido fiscal y Santos, Saker respondió: “A mi entender y el de mi clienta, Santos le proveía a Nisman teléfonos de chicas pero para conocerlas a nivel salidas, no a nivel de prostitución”.

Según Saker, “así se conocieron en un boliche” Nisman y Cocucci, y, “por tal motivo, fue citado Santos a declarar” en el marco de la investigación de la muerte del ex titular de la UFI-AMIA, quien fue hallado muerto en el departamento en el que vivía en Puerto Madero.

“Entonces, automáticamente él (en alusión a Santos) se comunica con mi clienta, le pone un abogado y le dice lo que tiene que decir. Como ella se apartó de eso, Santos comenzó con una serie de amenazas”, indicó el abogado en relación al testimonio que Cocucci brindó en su momento ante la entonces fiscal a cargo de la investigación, Viviana Fein.