| Violencia de género

Prisión perpetua para un hombre que mató a mazazos a su ex mujer

Cometió el crimen de menos de 17 segundos. Sorprendió a la víctima cuando regresaba a su casa. Quedó grabado por las cámaras de seguridad y fue detenido 12 días después.

Pagliuca fue condenado por homicidio agravado.

Pagliuca fue condenado por homicidio agravado.

Alejandro Pagliuca mató a su ex mujer Alejandra Córdoba en un lapso de 17 segundos desde que la siguió, se bajó de su auto, la atacó y escapó, lo que quedó registrado por una cámara de seguridad en la localidad bonaerense de Morón. Hoy fue condenado a prisión perpetua por un tribunal oral.

“Estoy conforme con los jueces Osvaldo Cedarri, Aníbal Termite y Humberto González. Esta decisión de la Justicia me trae un poco de alivio, aunque no me va a devolver a mi hija”, expresó a la agencia Télam Juan, padre de la víctima.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Morón coincidió con el pedido del fiscal de juicio, Patricio Pagani, quien en la etapa de alegatos solicitó que Pagliuca fuera condenado por homiciido agravado a prisión perpetua, en tanto que la defensa solicitó una pena por “homicidio simple”, que prevé de 8 a 25 años de cárcel.

La prueba clave contra el hombre fue que su accionar quedó grabado en las cámaras del municipio de Morón desde el momento en que comenzó a perseguir a Alejandra con su auto, esperó a que ella llegara a la puerta de su casa, la atacó y escapó.

“Me hubiera gustado tener un abogado para poder decir algunas cosas en el juicio, pero no se pudo. Igual, en base al sumario y a lo que dijeron los testigos, estoy conforme”, dijo el padre de la mujer asesinada.

Según quedó acreditado en el debate, el hecho ocurrió la noche del 4 de octubre de 2012, cuando Córdoba llegaba caminando a su casa de la calle Buen Viaje 848, a pocos metros del edificio municipal de Morón, donde la aguardaban su padre y su hermana para cenar.

La mujer había trabajado hasta pocas horas antes en las oficinas de una empresa de medicina prepaga en el barrio porteño de Retiro y tenía por costumbre mandarle un mensaje a su padre para avisarle  que estaba llegando, pero esa noche el hombre no recibió nada.

Según se observó en las imágenes de las cámaras de seguridad del Municipio, Córdoba caminó los últimos metros antes de ingresar a su casa y, cuando estaba abriendo la puerta, apareció un auto del cual descendió un hombre que corrió unos metros y la agredió.

Si bien no se ve, la víctima fue atacada con una maza en la cabeza, tras lo cual el agresor volvió a subirse al auto y huyó.

“Escuché los gritos de dolor, alaridos. Salí corriendo para ver qué pasaba y la ví a mi hija tirada. Ví el momento en el que este hombre le pegaba dos veces más y escapó corriendo”, relató el padre.

Las imágenes muestran el momento en el que el agresor se sube nuevamente al auto Honda Civic con el que había llegado y escapa a toda velocidad, justo en el mismo instante en que Juan y su otra hija, Carola, salen para intentar atraparlo.

En ese momento, el acusado escapó, pero fue detenido 12 días después cuando caminaba en la ciudad santacruceña de Río Turbio, luego de que un vecino vio su imagen en televisión y dio aviso a la Policía.

Durante el debate, el padre de la víctima y otros familiares y allegados relataron las permanentes agresiones psicológicas que sufría Alejandra, ya que Pagliuca “era muy celoso” y le recriminaba que estuviera saliendo con otro hombre, pese a que ya hacía cuatro años que se habían separado.