| Polémica

Porqué la defensa de Macri de Arribas no convence (y la venganza de Casanello)

El Presidente dijo que no encuentra nada objetable, pero el juez avanza con la causa. Emisarios de la Side y los videos de La Rosadita, antecedentes del caso.

El presidente Mauricio Macri reaccionó con llamativa agresividad a la pregunta de la conferencia de prensa de ayer en la cual le consultaron por el supuesto pago que habría recibido Gustavo Arribas por parte de un involucrado en el escándalo de coimas de Odebrecht. Desacreditó las revelaciones periodísticas y dijo que “son un cuento”, pero no dio ninguna prueba.

El caso, a partir de una denuncia de Elisa Carrió, lo tiene Sebastián Casanello, quien tiene una historia de tensiones con Arribas, el amigo de Macri.
El jefe de la AFI le envió dos emisarios al juez federal para propiciar un encuentro en diciembre del año pasado con el argumento de que había que manejar el caso Lázaro Báez, actualmente procesado y detenido.
Casanello se negó. Uno de esos emisarios era Sebastián De Stéfano, jefe de legales de la ex SIDE. La respuesta a esa negativa se materializó rápido y, dicen fuentes en Comodoro Py, Arribas le dio los videos de la financiera La Rosadita al equipo del showman de Clarín Jorge Lanata, con quienes Casanello tiene una enemistad ya desde el kirchnerismo.
Y ahora todo se mueve de modo que Arribas será investigado por el juez Casanello. El gobierno envió a un emisario a Estados Unidos para volver con la evidencia que deslinda a Arribas del caso Odebrecht y que el intermediario Leonardo Meirelles solo le hizo la conocida transferencia de 70 mil dólares a Arribas supuestamente en concepto de pago de un departamento en Brasil.
El problema es que esa operación se hizo cuando Iecsa, de Angelo Calcaterra, era contratada por  Odebrecht para soterrar el Sarmiento, obra adjudicada durante el gobierno de Cristina Kirchner.
Un dato: Casanello tendría la certeza de que a lo sumo el departamento de Arribas no podría costar menos de 300 mil dólares. Se lo contó alguien que estuvo allí y que conoce esa propiedad paulista. 70 mil dólares es demasiado poco, aunque podría tratarse de un saldo.
Otro dato llamativo es que la compra venta de propiedades en Brasil se realizan en moneda local, no en dólares, por lo que Arribas debería dar alguna explicación sobre como se realizó esa compra venta y no compró en reales como todo el mundo.
Macri asegura que Meirelles aparecerá en breve con la documentación que acredite que solo se trató de una operación inmobiliaria. Un pequeño detalle: nadie en el entorno de Arribas sabe, a ciencia cierta, donde está ahora Meirelles.
También se sabe que en el Gobierno está enojados con el diario La Nación por la publicación de esa noticia: llamativamente su columnista Hugo Alconada hace varios días que no publica nada más, luego de haber dado la primicia más importante del año.
Arribas fue denunciado por Carrió.

Arribas fue denunciado por Carrió.