| Noticias

Podría recibir hasta 50 años de cárcel la periodista de Coronel Suárez

El matrimonio formado por la periodista Estefanía Heit y el falso pastor Jesús Olivera podría recibir condenas de “hasta 50 años de cárcel” por la “sumatoria de delitos” que supuestamente perpetraron contra Sonia Molina en la ciudad bonaerense de Coronel Suárez.
Así lo aseguró hoy la fiscal de Delitos Sexuales de Bahía Blanca, María Marta Corrado, antes de tomarles declaración indagatoria a los dos acusados, quienes por primera vez pidieron presentarse a declarar.

Molina estuvo tres meses secuestrada.

La fiscal, que anoche tomó declaración testimonial a la víctima durante ocho horas, de 17.30 a 1.30, en su despacho de Bahía Blanca, manifestó que “este grado de brutalidad y salvajismo es bastante inusitado” y confió: “Nos asombra tanta perversión”.

También sostuvo que el testimonio de Molina, de 33 años, ha sido “verosímil y absolutamente detallado” por lo que hizo fue “ratificar absolutamente lo denunciado aportando más detalles e inclusive pudiendo nosotros extender la imputación por otros hechos a (la periodista) Heit”.
Consultada por radio Mitre sobre la actuación de Heit, dijo que “es absolutamente cómplice de los hechos que cometía su marido” porque “ha participado en todas las situaciones de violencia” mientras que en las “las agresiones sexuales, si bien no participaba activamente, las presenciaba y consentía”. Corrado consideró que Molina se acercó a Olivera y Heit por una “captación con un tinte absolutamente religioso” porque ella “tiene una formación muy religiosa, muy creyente” y en su ciudad, Río Colorado, en Río Negro, “tenía vocación de ayudar, prestaba atención a ancianos y a chicos con problemas de adicciones”.
Sin embargo, observó, la secta religiosa “Visión XXI” de Olivera y Heit “no era ni siquiera una congregación” y “en ese marco (él) empezó a estafarla pidiéndole dinero (…) es más, Molina ha tenido que trabajar para él, todo lo que ella cobraba se lo daba a este hombre”.
La víctima “ha vendido absolutamente todo y ha donado a esta supuesta fundación o ministerio lo único que le quedaba que era una moto”, precisó y aportó que “hasta ahora hemos evaluado que además de haber habido afectación física, psíquica y sexual también hay una afectación patrimonial concreta”.


Compartir: