| Hotesur

Piden la indagatoria de Cristina y sus hijos por lavado de dinero

Dos fiscales pidieron la indagatoria de la ex presidenta en la causa en la que se investiga el alquiler de habitaciones del hotel Alto Calafate por empresas de Lázaro Báez.

Cristina, y un nuevo pedido de indagatoria.

Cristina, y un nuevo pedido de indagatoria.

Dos fiscales federales pidieron hoy que la ex presidenta Cristina Fernández, sus hijos Máximo y Florencia Kirchner y el detenido empresario Lázaro Báez, entre otros, sean citados a declaración indagatoria en la causa denominada “Hotesur“, sospechados de asociación ilícita y lavado de activos.

La página oficial de la Procuración General de la Nación (fiscales.gov.ar) informó que el pedido fue firmado por el fiscal federal Gerardo Pollicita y su adjunto en esa causa, Ignacio Mahiques, y que elevaron el requerimiento al juez federal Julián Ercolini.

Para los funcionarios del Ministerio Público, Néstor Kirchner y su esposa y sucesora, más Báez, “se habrían dedicado de manera sistemática y constante a llevar a cabo negocios espurios con el objetivo de apropiarse de fondos públicos, evidenciando de esta manera una matriz de actuación propia, en lo que la comunidad internacional ha definido como hechos de corrupción administrativa”.

Pollicita y Mahiques sostuvieron que el dinero provino de la obra pública vial que los Kirchner le garantizaron a las empresas de Báez en Santa Cruz, hecho que ellos investigaron en otro expediente y por el cual la ex mandataria fue procesada.

“Parte de ese dinero llegó a manos de los ex presidentes y sus hijos a través del negocio hotelero, bajo cierta apariencia de legitimidad lo que les aseguraba poder declarar dichos fondos ocultando su verdadero origen”, sostuvieron los fiscales en su escrito.

Los investigadores aseguraron que la maniobra se realizó durante el período 2008-2013 , involucró a escribanos, abogados y contadores y posibilitó la sustracción de fondos de las arcas del Estado para su integración al patrimonio de los ex presidentes.

Pollicita y Mahiques consideraron que habrían perpetrado los delitos de “asociación ilícita” y “lavado de activos”, mediante las adjudicaciones de obras públicas a Austral Construcciones, de Báez, y el supuesto alquiler por éste de los hoteles de los Kirchner.

La solicitud de los fiscales también alcanzó a otros 20 imputados, entre ellos, Romina Mercado, presidenta de Hotesur e hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner; Osvaldo Sanfelice, administrador de los hoteles de los Kirchner, y Víctor Manzanares, contador de la familia.

La lista incluyó a Martín Báez -hijo de Lázaro-; Patricio Pereyra Aranda, Ricardo Leandro Albornoz, Edith Magdalena Gelves, Adrián Esteban Berni, Julio Mendoza, Myriam Costilla, Carlos Alberto Franchi, Emilio Carlos Martín, Jorge Ernesto Bringas, César Gerardo Andrés, Alberto Oscar Leiva, Martín Samuel Jacobs, Fernando Javier Butti, Lisandro Donaire, Cristina Magdalena Olender y Patricia Daniela Blasco.

Los fiscales, además, solicitaron el juez que “disponga la inhibición general de bienes sobre cada una de las personas acusadas”.
La sociedad Hotesur es propietaria del hotel Alto Calafate, en la provincia de Santa Cruz.

La líder del GEN, Margarita Stolbizer, denunció en 2014 que el hotel podría ser un alojamiento “fantasma” usado por el matrimonio presidencial para hacer negocios con el empresario K Lázaro Báez y pidió que se investigue si la sociedad tenía los papeles en regla ante la Inspección General de Justicia (IGJ).