| Juicio oral

Pese a las maniobras dilatorias, el juicio contra Cristian Aldana entra en su etapa final

El músico hizo que se interrumpiera la última audiencia a los gritos. La semana próxima comienzan los alegatos.

El músico está detenido desde diciembre de 2016.

Pese a las maniobras dilatorias del acusado, el juicio por “abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores” contra el líder de la banda El otro yo, Cristian Aldana, ingresa en su etapa decisiva: la semana próxima comenzarán los alegatos contra el cantante.

La audiencia del jueves 6 tuvo que suspenderse luego de que el defensor del acusdo, Nicolás Grasso, amenazara ante los jueces del tribunal oral con renunciar si su defendido -quien fue desalojado entre gritos- no podía ampliar su declaración antes de que arrancaran los alegatos.

En rigor, el tribunal integrado por Rodolfo Bustos Lambert, Ana Dieta de Herrero y Rodolfo Goerner, había definido que se iniciaran el jueves los alegatos de las querellas y que Aldana ampliara su declaración en una audiencia próxima pero esto encontró una inmediata y tenaz resistencia del rockero quien empezó a los gritos apenas le comunicaron la decisión.

“¡Yo no voy a avalar este juicio trucho!”, gritó Aldana sin estar habilitado para hablar, por lo que los jueces resolvieron que fuera desalojado de la sala de audiencias por efectivos del Servicio Penitenciario Federal.

Entonces, el defensor Grasso pidió un cuarto intermedio al tribunal para hablar con Aldana y volvió a los pocos minutos con la directiva de abandonar su defensa si aceptaba que comiencen los alegatos sin permitirle al cantante hablar antes.

El defensor Grasso había solicitado la suspensión alegando que el martes pasado no pudo ingresar su computadora al penal de Marcos Paz, con los videos de las audiencias, para poder trabajar la ampliación de la declaración con Aldana.

El tribunal se enfrentó entonces al dilema de sostener su decisión de iniciar los alegatos y designar un defensor oficial en reemplazo de Grasso o acceder a la petición de suspender nuevamente este juicio que ya lleva más de un año.

Finalmente, tras un breve intercambio en privado de los jueces, decidieron pasar al martes la audiencia pero con la asistencia de un defensor oficial de turno que pueda salvar alguna circunstancia como la que se planteó el jueves. La jueza Dieta de Herrero votó en disidencia por sostener la audiencia.

Aldana está detenido con prisión preventiva desde diciembre de 2016, acusado por siete casos de abuso, y por el juicio que lleva a cabo el TOC 25 ya pasaron 83 personas, entre testigos, peritos y víctimas. Cuando se desató el escándalo, el cantante dijo que las denunciantes eran unas “feminazis” y se presentó en el Obelisco disfrazado de monja para hacer una suerte de protesta.

Aldana fue detenido a fines de diciembre de aquel años, luego de haber sido denunciado por varias mujeres, quienes primero a través de las redes sociales dijeron que el músico había abusado de ellas cuando eran adolescentes. Luego fue procesado con prisión preventiva a la espera del juicio oral.

La causa comenzó en mayo de aquel año, cuando la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres formalizó la denuncia penal por distintos hechos sobre estos delitos. La investigación quedó radicada en el Juzgado de Instrucción N°17, con intervención de la Fiscalía de Instrucción N°38, a cargo de la fiscal Betina Vota.

Según los peritajes, tres de las chicas denunciantes han presentado indicadores de trauma complejo  por haber sido expuestas a condiciones estresantes graves, tales como negligencia, abuso físico,emocional y sexual, cuyas consecuencias afectan actualmente el desarrollo psicológico general de las mencionadas, a las que se les ha diagnosticado trastorno por estrés pos traumático extremo. Aldana podría recibir hasta 20 años de prisión por cada caso, el máximo de la pena que establece el Código Penal.