| Indagatoria

Pérez Corradi habló de Aníbal Fernández, pero ¿quién es la verdadera Morsa?

El acusado por el triple crimen mencionó al ex jefe de gabinete, pero dijo que se lo había dicho Forza, una de las víctimas del Triple Crimen. Qué dice la causa.

Pérez Corradi

Pérez Corradi habló de Aníbal Fernández.

“Capaz hay más de una morsa”, dijo esta mañana el abogado Carlos Broitman, defensor de Ibar Pérez Corradi, el acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, antes de que trascendiera que su cliente había mencionado al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández como el titular de ese apodo.

Pérez Corradi declaró ante la jueza María Servini de Cubría como acusado, por lo cual no tiene obligación de decir la verdad. De todos modos, la jueza podría tomar sus dichos como válidos si quiere perseguir al ex funcionario del gobierno anterior, con la intención de quedar bien con la actual administración, dijeron conocedores de la causa.

El acusado extraditado ayer de Paraguay sostuvo ante la jueza federal que el fallecido Sebastián Forza, le había dicho que “La Morsa” era Aníbal Fernández. Un dato imposible de corroborar, justamente, porque Forza está muerto. Y no de muerte natural. En la sentencia por el triple crimen se menciona con nombre y apellido a Pérez Corradi como el autor intelectual de los homicidios porque supuestamente le querían birlar el negocio de la efedrina, en la que aquel estaba supuestamente involucrado.

Solange Marina Bellone, la viuda de Forza, declaró en el juicio que “a la única persona que Sebastián no le dejaría de pagar, era a Pérez Corradi, porque tenía mucho miedo de que lo mate.Era su enemigo. Me dijo que le había pagado todo”, según consta en la sentencia de las condenas, dictada en diciembre de 2012.

Martín Lanatta, condenado como autor de los tres homicidios, dijo en la televisión primero y en la Justicia después, que Aníbal Fernández, era La Morsa. Quienes conocen el caso dicen que Lanatta es un “infiltrado” en el caso plantado a través de los servicios de inteligencia, a través de los abogados que lo asisten.

Cuál es la importancia de saber quién es La Morsa. En la causa por el triple crimen es relativa, ya que el único acusado como autor intelectual de los homicidios es Pérez Corradi, en la sentencia no hay referencia alguna al ex jefe de Gabinete.

De todos modos, en la causa se mencionaba a “La Morsa” como un funcionario que le brindaba cobertura a quiénes se dedicaban al tráfico de efedrina. La importaban desde la China o la India y la enviaban a México, donde se utilizaba para la producción de drogas de diseño. Conocedores del caso sostiene que La Morsa era un alto jefe de la Policía Federal, que podría ser quién les daba el paraguas para que hicieran “negocios” con la efedrina sin ser molestados.

En la causa por el tráfico de efedrina está procesado el ex titular de la Sedronar José Granero quien fue el responsable de haber permitido la entrada de miles de kilos de efedrina. También están procesados los hermanos Zacarías, algunos de los cuales trabajaban en la Casa Rosada y también en la Sedronar. Fernández asegura que estaba peleado con Granero, porque tenían visiones encontradas sobre la forma de enfrentar el tráfico de drogas.

Cuando declaró en la causa, Solange Bellone dijo que Forza había tenido negocios con Pérez Corradi y que mantenía una deuda con aquel por lo que estaba preocupado. “Dio cuenta de distintas hechos que habían padecido tras la cesación de pago, así que las empleadas la llaman un día porque en el jardín delantero de la farmacia habían tirado una bomba casera. Una vez ella recibió una llamada muy rara. También le dejaron frente a la farmacia una silla de ruedas con un cartel advirtiendo que la próxima vez la iba a necesitar (en estos episodios fue corroborada por los empleados de la farmacia), Sebastián le atribuyó esto a Pérez Corradi. Se hizo la denuncia, les pusieron custodia”, se recuerda en la sentencia.

Si se pasa en limpio el trascendido de hoy, esto es, que Forza le dijo a Pérez Corradi que La Morsa era Fernández, conviene recordar que Forza le temía a Pérez Corradi porque le debía dinero, le había querido birlar el negocio de la efedrina, y lo había amenazado de muerte. Forza ya no puede declarar: hace varios años que fue ejecutado de varios disparos y que su cuerpo fue depositado en una zanja de General Rodríguez.