| Novedades

Nuevo juicio oral e indagatoria para Ricardo Jaime

Será enjuiciado por la compra de trenes chatarra a España y Portugal. Bonadio lo indagará por el otorgamiento de subsidios sin control a las líneas de colectivos.

Jaime ya suma dos condenas.

Jaime ya suma dos condenas.

El detenido ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, deberá enfrentar un nuevo juicio oral por la importación de material ferroviario inservible y será indagado por el presunto otorgamiento irregular de subsidios al transporte público.
El juez Julián Ercolini decidió que Jaime vaya a juicio oral por la compra de trenes a España y Portugal, mientras que Claudio Bonadio lo llamó a indagatoria en una causa por la que también citó al ex ministro de Planificación, Julio De Vido.
Jaime está detenido desde el 2 de abril del año pasado en el penal de Ezeiza por orden del juez Ercolini quien, en el marco de la causa por la que ahora será sometido a juicio oral y público, entendió que el ex funcionario kirchnerista tenía posibilidades de eludir la acción de la Justicia.
El ex ministro de Transporte ya fue condenado en 2015 a un año y medio de prisión por haber admitido que aceptó dádivas de empresarios a los que debía controlar y luego en otras dos causas: una por intentar robar pruebas de un juicio que le hicieron en Córdoba y otra por su responsabilidad en la tragedia de Once.
En su fallo de hoy, el juez Ercolini sostuvo que Jaime realizó entre entre el 8 de julio de 2004 y el 30 de junio de 2009, junto a otras personas, una serie de maniobras que “obligaron y comprometieron abusivamente al patrimonio del estado nacional” al promover la compra de material ferroviario en mal estado por 100 millones de pesos.
El magistrado sostuvo que el ex funcionario kirchnerista fue el principal responsable de la “la adquisición por parte del estado nacional de material rodante cuyo precio y utilidad fueron claramente perjudiciales -y en muchos casos inservibles- para el patrimonio nacional y para el parque ferroviario”.
La resolución de 18 páginas alcanza además a Manuel Vázquez, presunto testaferro del ex funcionario, también bajo prisión preventiva pero con arresto domiciliario; a Ricardo Testuri, por entonces inspector de la subgerencia de Concesiones Ferroviarias de la CNRT y a Ignacio Soba Rojo, consultor y también presunto testaferro.
En el expediente a cargo de Bonadio, el ex secretario de Transporte fue llamado a indagatoria acusado de ser parte de una maniobra de otorgamiento de subsidios al gasoil para Transporte Público que le habría generado al Estado un presunto perjuicio multimillonario.
En la causa se investigan presuntos ilícitos cometidos entre 2005 y 2012, cuando el Estado Nacional, a través de la CNRT, subsidió el gasoil para colectivos contra la entrega de una declaración jurada por parte de las empresas, las que consignaban cuántas unidades disponían para la prestación del servicio y la cantidad de pasajeros transportados.
En ese expediente, los investigadores encontraron, por ejemplo, que la empresa Transporte Interprovincial Rosarina percibió más de 750.000 pesos durante 19 meses en concepto de subsidio al gasoil aunque, según el Registro Nacional de la Propiedad Automotor, no tenía colectivos.
Además del juicio oral al que será sometido por la importación de material rodante en mal estado, Jaime está a la espera de enfrentar otro proceso público por su presunto enriquecimiento ilícito, donde también está procesado por resolución del juez federal Sebastián Casanello.
Por la tragedia de Once, Jaime fue condenado a seis años de prisión, una pena unificada con condenas confirmadas que ya pesaban en su contra, una de ellas el intento de robo de pruebas de un procedimiento judicial y otra por un confesado pedido de coimas.
Es que, en octubre del 2015, en el marco de un juicio abreviado que tramitó en el juzgado de Ercolini, Jaime fue condenado a un año y medio de prisión por el delito de dádivas, a raíz de los pasajes en avión que el ex funcionario admitió haber recibido de parte del empresario Sergio Cirigliano, quien estaba a cargo de la concesionaria TBA.