| Raid sangriento en Flores

Mató a un chico de 15, hirió a otro y atropelló a una pareja

Un joven de 22 años empezó a disparar desde un auto contra los jóvenes que salían de un boliche. Luego atropelló a una pareja y terminó chocando contra un poste.

Un joven de 22 años fue detenido luego de asesinar de un balazo a un adolescente de 15 años y herir a otro en una pierna, al dispararles desde un auto a la salida de un boliche del barrio porteño de Flores, y atropellar a una pareja y chocar contra un poste de luz cuando se daba a la fuga, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Las fuentes precisaron que el hecho ocurrio en la avenida Rivadavia al 7400, una zona de boliches bailables, sumamente concurrida.

Todo comenzó cerca de las 6.30 de la madrugada de ayer a metros del cruce de las avenidas Rivadavia y Nazca, cuando decenas de jóvenes salían de los boliches que funcionan en esa zona del barrio de Flores.

Según dijeron los investigadores policiales, un hombre que aparentemente circulaba junto a otros amigos en un Fiat Uno comenzó a disparar contra un grupo de jóvenes que se hallaba en la puerta del boliche “Bellakeo”, en Rivadavia 7428.

Un jefe policial explicó a Télam que, en principio, el autor de los disparos no había salido del boliche, sino que venía protagonizando incidentes a bordo del auto desde la zona de Liniers.

Sin embargo, los investigadores judiciales creen que el agresor pudo haber sido un joven que protagonizó una pelea dentro del boliche con otro grupo de jóvenes, al cual no pertenecía la víctima fatal.

El adolescente de 15 años recibió un tiro en el pecho y cayó malherido al piso, aunque momentos después, murió mientras era trasladado por una ambulancia del SAME al Hospital Piñero.

El agresor disparó varios tiros más e hirió a otro muchacho también menor de edad de un balazo en una pierna.

Los investigadores establecieron que el adolescente asesinado no había tenido ningún problema adentro del boliche y que el otro joven herido no era conocido de la víctima fatal y ni siquiera había concurrido al mismo boliche, sino que acababa de salir de otro bar ubicado a pocos metros de allí.

“Habíamos ido al boliche para festejar un cumpleaños y estuvimos en el vip toda la noche”, dijo esta tarde a la prensa Javier, un amigo del joven asesinado.

Varios policías de la comisaría 38a. que se hallaban en la zona realizando tareas de vigilancia salieron a atrapar al sospechoso, pero éste escapó del lugar a bordo del Fiat Uno, que salió a toda velocidad.

La fiscalía de instrucción número 40, a cargo de Estela Andrades, informó a través del portal fiscales.gob.ar que en la avenida San Pedrito y José Bonifacio, a tres cuadras del boliche, el sospechoso protagonizó otro incidente, cuando apuntó con su arma contra un taxista.

Allí, el taxista cruzó el semáforo en rojo y huyó, pero luego regresó y le contó a los policías que llegaron al lugar lo que le había ocurrido.

En la fuga, el agresor atropelló a una pareja en el cruce de la calle Quirno y la avenida Rivadavia y, pocos metros después, chocó contra un poste de luz, dijeron las fuentes policiales.

Los investigadores aseguraron que tanto el joven como la chica atropellados recibieron lesiones y fueron trasladados al Hospital Piñero, donde fueron atendidos y esta mañana recibieron el alta.

En tanto, el Fiat Uno comenzó a incendiarse como consecuencia del choque, y finalmente la policía logró detener al sospechoso.

Dentro del auto, la policía encontró una pistola y un revólver calibre 22, con el cual se presume que disparó y mató al adolescente en la puerta del boliche.

El detenido quedó alojado en la comisaría 38a. y esta mañana fue trasladado a los tribunales porteños, donde será indagado por la jueza de instrucción porteña, Alicia Iermini.


Compartir: 
Etiquetas: