| Planteo

La familia de Nisman insiste en apartar a la jueza Palmaghini

Los querellantes pidieron que la causa pase a la Justicia federal, pese a que la jueza Palmaghini sostiene que no hay pruebas para determinar que se trató de un homicidio.

Nisman apareció muerto en su depto de Puerto Madero.

Nisman apareció muerto en su depto de Puerto Madero.

Las querellas en la causa judicial por la muerte del fiscal Alberto Nisman volvieron a pedir hoy el apartamiento de la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini al apelar ante la Cámara del Crimen la negativa de la jueza a pasar el caso a la justicia federal como si se tratara de un asesinato.
Tal como hicieron antes con la fiscal Viviana Fein, finalmente desplazada del control de la pesquisa por Palmaghini, la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, y la hermana del fiscal apelaron la decisión de la jueza Palmaghini, quien días atrás rechazó el planteo de “incompetencia”.
La jueza sostuvo que del cuadro probatorio disponible en el expediente no surge certeza de que Nisman se suicidó o que fue asesinado, como aseguran las querellas.
Palmaghini dijo que aun están en curso medida probatorias, muchas de ellas pedida por la querellas, y convocó a una junta interdisplinaria con participación de peritos de la Gendarmería para aclarara los puntos oscuros de la anterior junta.
El planteo de incompetencia fue hecho por los abogados Juan Pablo Vigliero, Federico Casal y Manuel Romero Victorica, designados por Arroyo, y por Pablo Lanusse, el representante de la madre y la hermana del fiscal. La apelación deberá ser resuelta ahora por la Sala VI de la Cámara.

Acto de homenaje a Nisman

El dirigente sindical de los judiciales Julio Piumato dijo hoy que la muerte del fiscal Alberto Nisman fue un “magnicidio” y que a 13 meses de ocurrido “aun no tenemos justicia”, rodeado del mismo grupo de fiscales que hace un año convocó a la multitudinaria marcha del 18F en un acto de homenaje que reunió a un millar de personas frente al Palacio de Tribunales capitalino, en el que el gremialista fue el único orador.
Al acto asistieron las hijas menores de Nisman, su madre y su ex esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, y se leyeron adhesiones del Colegio Público de Abogados, la Asociación de Magistrados, la CGT y del gremio de camioneros, así como del sindicato de peones rurales que encabeza Gerónimo “Momo” Venegas.
Montados en un trailler y con la misma bandera negra que hace un año encabezó la marcha bajo la lluvia por la Avenida de Mayo, se apiñaron bajo un calor sofocante y un cielo plomizo los fiscales Guillermo Marijuan, Ricardo Sáenz, Carlos Stornelli, Eduardo Taiano y José María Campagnoli, entre otros.
Al estrado también subieron las hijas menores del fiscal, Iara y Kalla Nisman, que recibieron un cuadro recordatorio, y su abuela Sara Garfunkel y su tía Sandra.
Arroyo llegó con sus hijas pero permaneció abajo del acoplado proporcionado por el gremio y rodeada de los abogados de las querellas Manuel Romero Victorica, Federico Casal y Pablo Lanusse, mientras en las proximidades se ubicaron figuras como el ex juez Alberto Piotti, Juan Carlos Blumberg, directivos de la comunidad judía y el ministro de Ambiente y rabino Sergio Bergman, único funcionario de primera línea del gobierno nacional presente.


Compartir: 
Etiquetas:  ,