| Resolución

La defensa de Boudou buscará la anulación de su condena, tras su libertad condicional

El ex vicepresidente ya cumplió las dos terceras partes de la pena que se le impuso.

Boudou habló antes de la condena.

La abogada Graciana Peñafort celebró hoy la decisión del juez federal Ricardo Basílico de concederle la libertad condicional al ex vicepresidente Amado Boudou y aseguró que como su defensora seguirá apelando, hasta conseguir “la nulidad” de su condena, en el marco de la causa Ciccone.

“Estoy muy contenta. Era muy injusta la situación de Amado (Boudou) y vamos a seguir peleando contra todos los puntos de su condena”, declaró la abogada, en diálogo con radio El Destape.

Peñafort afirmó: “Vamos a seguir reclamando la nulidad de la condena contra Amado. Todo lo que decíamos durante el juicio Ciccone se constató: la Mesa Judicial, que le habían pagado a (Alejandro) Vandenbroele para que declarara y aparecieron las escuchas ilegales”.

El juez del Tribunal Oral Federal 1, Ricardo Basílico, concedió ayer la libertad condicional al exvicepresidente de la Nación, tras considerar que ya cumplió las dos terceras partes de la condena a 5 años y 10 meses de prisión que recibió en el marco de la causa Ciccone.

Peñafort remarcó que “queda por delante una pelea para anular la sentencia contra Amado, pero era necesario restablecer un poquito el orden de la vida de una persona que fue perseguida por estatizar las AFJP”.

Testigo pago

En ese sentido, dijo que “la persecución” contra Amado Boudou “no tuvo que ver con Ciccone, donde tuvieron que pagar el testimonio de Vandenbroele para vincularlo” a la causa.

La letrada planteó, además, la necesidad de “cambiar las estructuras y las lógicas de poder del Poder Judicial”, porque señaló que “Amado Boudou está libre, pero hay muchos en las cárceles que no sabemos los nombres y están en la misma situación, peleando por acceder a estos beneficios”.

“La impunidad para los que actúan mal en el Poder Judicial ya no se puede producir”, sentenció.

Y, remarcó la importancia de “no hacer macrismo”, es decir, “no hay que hacer persecución; hay que ejercer adecuadamente la función judicial, que se puedan defender, que no haya testigos pagos”.