| Recompensa

Fernández recibió a la familia del policía de la Ciudad que desapareció

Arshak Karhanyan está desaparecido desde febrero de 2019. Críticas a la investigación.

El presidente Alberto Fernández recibió este martes 24 a la familia del policía de la Ciudad de Buenos Aires Arshak Karhanyan, visto por última vez en febrero de 2019, y se resolvió aumentar a cinco millones de pesos la recompensa para quien aporte algún dato nuevo sobre su paradero.

Así lo informaron los ministros de Justicia, Martín Soria, y de Seguridad, Sabina Frederic.

En conferencia de prensa en la Casa Rosada, Soria dijo que el Presidente se mostró “muy conmovido” y reivindicó su compromiso y el de “todo el Gobierno nacional de apoyar y difundir este caso”.

Los funcionarios hicieron declaraciones luego del encuentro que mantuvo el Presidente con Vardush Davtyan, la madre de Kharanyan, conocida como Rosita, y del que participaron también los ministros mencionados y los legisladores porteños Leandro Santoro y Victoria Montenegro.

Soria contó que el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, y Montenegro se reunieron en agosto de 2020 con la familia del policía “y decidieron acompañar este reclamo”, y el 24 de febrero ese organismo se presentó para pedir ser querellantes y tratar el caso como una desaparición forzada.

Pero el 28 de abril el juez Julio Alberto Baños rechazó esa solicitud para modificar la carátula y pasar el caso a la justicia federal.

Demoras del juez

Además, el ministro reseñó que “quien lleva adelante esta investigación se tomó siete meses en tomar como querellante a la mamá”.

“Desde el Ministerio de Justicia hemos apelado esta resolución del doctor Baños”, apuntó Soria, y refirió que la causa “desde junio está en la oficina de sorteos de la Cámara de Casación Penal de la Nación”.

Se trata de una causa que tuvo “muy pocos avances” con “pericias plagadas de irregularidades, donde se le dio intervención a la misma Policía de la Ciudad, con resultados lamentablemente negativos y teléfonos celulares que se borraron misteriosamente”, además de aportes de datos de cámaras de seguridad “de un día antes o después del hecho” o la recuperación de información “que se volvió a borrar de los discos rígidos”.

Por su parte, Frederic destacó el “compromiso” de Fernández con la familia del policía Kharanyan y señaló que “el Presidente dijo que no puede ser que en este país desaparezca una persona y no se sepa nada de ella”.

La ministra consideró que los procedimientos “llegaron muy tarde” y sostuvo que hubo “indulgencia por parte de la Policía de la Ciudad” en el caso, al ejemplificar que “en octubre de 2020 hicieron el rastrillaje, ocho meses después”.

Sin contención

Frederic puntualizó también que “debería haber habido un sumario interno en la policía porteña” y le “llamó mucho la atención que la familia de Arshak, su mamá y su hermano no hayan tenido la contención de la Policía de la Ciudad, que es un mecanismo habitual en cualquier fuerza de seguridad”, algo que calificó de “muy sorprendente”.

Además, resaltó el hecho de que “no se haya tomado alguna acción sobre la pérdida de información en la pericia y que la fuerza no haya iniciado un sumario es una muestra del desinterés en el profesionalismo, porque si se hizo algo mal, si no fue por mala voluntad, suponiendo que sea así, hay una obligación de la institución de desligar responsabilidades para mejorar el procedimiento”, y afirmó que “no haber hecho nada es un problema” en una policía “nueva que pretende ser modelo”.

Karhanyan, de 28 años, estudiaba en la (Universidad Tecnológica Nacional), es especialista en sistemas y tecnología, y se desempeñaba en la comisaría del barrio de Caballito, ubicada en la calle Valle, luego de haber pasado por el área de cibercrimen y por la División Exposiciones.

La última vez que se lo vio fue el domingo 24 de febrero de 2019 a las 13, cuando lo visitó un ex compañero, Leonel Herba, con quien mantuvo una charla de 20 minutos.

Luego Karhanyan se fue con su credencial y su arma reglamentaria, retiró dinero en efectivo de un cajero automático y compró una pala en un local de la cadena Easy ubicado en la avenida Rivadavia.

Se le perdió el rastro luego de que caminara por esa avenida hacia Flores y dobló hacia la calle Yerbal.

Recompensa

El Ministerio de Seguridad colabora en la búsqueda a través del Sistema Federal de Búsqueda de Personas y Extraviadas, y ascendió la recompensa de 500 mil pesos que ofrecía desde junio de 2019 a cinco millones de la misma moneda para aquellas personas que brinden datos fehacientes sobre el paradero de Karhanyan.

Quienes ofrezcan información podrán hacerlo al número telefónico 134 o al e-mail denuncias@minseg.gob.ar, y la ministra aclaró que “recibirán un código de identificación para preservar la identidad” como medida de seguridad.

Después, en su cuenta de Twitter, Soria destacó la reunión con Fernández y resaltó que se “decidió aumentar a 5 millones de pesos la recompensa” para quien aporte datos sobre el paradero del policía.

“El compromiso del Gobierno es seguir acompañando en su reclamo a “Rosita”, mamá de Arshak. Y el pedido del Presidente fue claro: debemos instrumentar las acciones institucionales necesarias para que comience a investigarse seriamente y se esclarezca esta desaparición forzada”, dijo.

Soria reiteró que “la causa ha tenido muy pocos avances y las pericias están plagadas de irregularidades: teléfonos celulares, grabaciones y discos rígidos se borraron misteriosamente. La policía de la Ciudad es la que tomó intervención en las pericias, cuando debería haberse mantenido al margen”.

También criticó al juez que “rechazó el pedido de la Secretaría de Derechos Humanos para modificar la carátula y pasar la causa a la justicia federal” y advirtió que “se demoró 7 meses en tomar como querellante a la mamá de Arshak”. Además reiteró que el Gobierno “ha apelado” esa resolución de Baños.