| Juicio oral

El policía Chocobar recibió una condena de dos años de prisión en suspenso

Los jueces dijeron que incurrió en exceso en el cumplimiento del deber. Cinco años de inhabilitación.

El policía Luis Oscar Chocobar a quien la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich consideró como un ejemplo recibió hoy una condena a dos años de prisión en suspenso por matar a un ladrón que escapaba tras atacar a puñaladas a un turista estadounidense en 2017 en el barrio porteño de La Boca.

Los jueces entendieron que hubo un “exceso en el cumplimiento del deber”, en línea con lo que planteó la fiscalía.

La decisión la tomó el Tribunal Oral de Menores (TOM) 2, que también dispuso para Chocobar una inhabilitación especial por cinco años para desempeñarse en funciones operativas con la utilización de armas de fuego.

Los jueces Fernando Pisano, Jorge Apolo y Adolfo Calvete, que darán a conocer los fundamentos del fallo el 10 de agosto, lo consideraron autor del “homicidio agravado por el uso de arma de fuego cometido en exceso del cumplimiento de un deber” en perjuicio de Juan Pablo Kukoc (18), con lo que coincidieron con el delito que había solicitado la fiscal del caso, Susana Pernas.

“El corazón se me quiere salir porque la verdad es muy injusto. Estoy tranquilo porque la gente acá me apoya, la gente que me quiere y los que me conocen, saben quien soy”, dijo Chocobar (34) en la puerta de los tribunales de Comodoro Py, donde recibió un abrazo por parte de Bullrich, que llegó hasta allí para brindarle su “apoyo”.

A su lado, su abogado defensor Fernando Soto afirmó que los jueces “se han equivocado” y “fallaron en contra de las pruebas de la causa”, al tiempo que adelantó que apelará el fallo, al que calificó como “algo negativo”.

Fue un delito

En tanto, Pablo Rovatti, representante de la familia del delincuente fallecido Juan Pablo Kukoc (18) e integrante del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico de Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación, consideró en declaraciones a Télam que el tribunal “dictó una condena”.

Consideró que eso “quiere decir que los jueces consideraron que lo que hizo Chocobar es un crimen, que ningún policía puede hacer lo que hizo Chocobar, que eso está prohibido y es delictivo”.

Además, el letrado adelantó que recurrirá el fallo ante la Cámara de Casación porque la condena le pareció “demasiado leve para la enorme gravedad de la conducta que se probó en el juicio”.

La jornada comenzó cerca de las 10.30 de la mañana, cuando Chocobar pronunció sus “últimas palabras” antes de escuchar el veredicto, y aseguró que cumplió “con la ley” y con su “deber” al perseguir y disparar contra Kukoc.

“Gracias señores jueces por darme esta oportunidad. Quería decirles que yo cumplí con la ley. Cumplí con mi deber. Le pido a Dios que los ilumine para que tomen la mejor decisión”, le dijo el policía bonaerense a los jueces que, inmediatamente, pasaron a un cuarto intermedio hasta las 15, cuando dieron a conocer su veredicto.

Un homicidio

En los alegatos, la fiscal Pernas reclamó que se condenara a Chocobar a tres años de prisión en suspenso y seis de inhabilitación para ejercer sus funciones, por el “homicidio agravado en exceso en el cumplimiento de un deber”.

El querellante Rovatti, en tanto, pidió prisión perpetua al considerarlo autor de un “homicidio agravado por haber sido cometido por un funcionario de policía con abuso de sus funciones”.

Por su parte, el defensor Soto pidió la absolución para su defendido al sostener que “cumplió con su deber y con la Ley”.

En el fallo, el tribunal también condenó al cómplice de Kukoc a 9 años de prisión como coautor del delito de “robo calificado por el uso de armas, en concurso real con homicidio calificado” en grado de tentativa, en perjuicio del turista Frank Wolek (57).

Ese hecho de robo y ataque a puñaladas al turista Wolek, ocurrido el 8 de diciembre de 2017 a pocos metros de Caminito, fue el que desencadenó, luego, la persecución en la que el policía disparó y mató a uno de los dos asaltantes.

En el piso

Ambos ladrones salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro, luego identificado como Kukoc, fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, se identificó y, según declaró después, le disparó al delincuente porque pensó que iba a sacar un arma.

Kukoc murió por la gravedad de las heridas, en tanto que el otro asaltante y Chocobar estuvieron en prisión hasta que el policía quedó luego en libertad.

En enero de 2018, el juez en lo criminal Luis Alberto Velázquez procesó al efectivo por “homicidio agravado por uso de arma y en exceso de la legítima defensa” y le trabó un embargo de 400.000 pesos sobre sus bienes.

Cuando se conoció esa medida, el policía recibió el apoyo del expresidente Mauricio Macri, que incluso lo recibió en la Casa Rosada, y del exjefe de Gabinete, Marcos Peña; la exministra de Seguridad; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el exministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.