| Tema del día

El detenido por el crimen de Sofía Viale tenía una condena por abuso sexual

Por Gabriela Oprandi.

El detenido como sospechoso del homicidio de Sofía Viale estaba en libertad desde abril, tras haber sido condenado por el abuso sexual de su hijastra. Ayer fue detenido porque se sospecha que es el hombre que asesinó a Sofía, la nena de 12 años, de General Pico que había desaparecido el 31 de agosto pasado.

José Luis Jansen, de 32 años, quedó detenido porque el cuerpo de la menor fue encontrado en su casa enterrado debajo de una parrilla; y además, porque ayer fue denunciado por otro caso de abuso sexual de una joven de 14 años que vive muy cerca de la casa.

Fuentes judiciales de la provincia de La Pampa, confirmaron a Crimen y Razón que el detenido, que estaba cumpliendo con la libertad asistida, fue detenido ayer a la tarde en América una localidad cercana a General Pico.

Fue la nueva denuncia por violación, la que generó que los investigadores pidan allanar la casa de Jansen, ubicada a pocos metros de la casa de la nena. En el lugar los peritos encontraron el cuerpo de la menor, vestida con la misma ropa que tenía al momento de desaparecer y el carrito con el que vendía pan.

También fueron demorados la esposa del detenido y un hijo de ella, de 17 años, quienes estaban en la casa donde estaba el cuerpo de Sofía, ya que se sospecha que podrían ser cómplices del detenido, porque el carrito que usaba la nena estaba debajo de la cama matrimonial.

Marcelo Viale está indignado con la investigación.

Según las fuentes consultadas, Jansen, fue condenado el año pasado por lesiones leves, amenaza simple, abuso sexual simple y desobediencia judicial a un año de prisión. También tenía una condena del año 2005 que se unió a la causa del año pasado.

El comisario Mauro Bertone de la seccional 2ª de General Pico, dijo que Jansen también tiene delitos contra la propiedad y estuvo detenido en varias comisarías de la zona. “Nada hacia suponer que la nena iba a estar cerca de su casa  y tampoco nada hacia sospechar que el detenido tenía algo que ver”.  Bertone también señaló que una de las parejas del detenido, sabía que el hombre abusaba de su hija, pero igual siguió con él.

El padre de Sofia, Marcelo Viale dijo ayer en declaraciones a la prensa que está indignado “porque en la causa se sospechó que la niña se había fugado de la casa por un problema familiar cuando en realidad debían buscarla”. “Estoy mal. Nuestra sospecha es que alguien en el barrio sabía algo. Sofía vendía pan en un radio de tres cuadras”, se lamentó Marcelo.

A su vez, el padre de la niña asesinada dijo que vio una vez al dueño de la casa donde encontraron enterrada a Sofía, pero dijo que no lo conoce.

Desde el día de la desaparición de la nena, policías y gendarmes realizaron rastrillajes por la ciudad, sin obtener resultados positivos. El gobierno provincial había ofrecido una recompensa para quien pudiera aportar información sobre la menor, pero nada hasta ayer había hecho suponer a los investigadores que Sofía podìa estar en la casa de un vecino.


Compartir: