| En la noche del martes

Dos muertos en asaltos ocurridos en Lanús casi a la misma hora

En uno de los hechos una mujer murió de un paro cardíaco después de haber sufrido una herida leve. En el otro, un hombre fue asesinado cuando iba en su auto.

Una mujer jubilada y un hombre de 56 años murieron y otras dos personas resultaron heridas tras ser víctimas de dos asaltos diferentes ocurridos a unas 40 cuadras de distancia, en el partido bonaerense de Lanús, informaron hoy fuentes policiales.

El primero de los hechos se registró alrededor de las 21.30 de anoche en una casa de la calle General Miller al 3200, en la localidad de Lanús Oeste, en el sur del conurbano bonaerense, donde una mujer, identificada como Rosa Asís (73), tomaba mate con su hijo Silvio Martínez (36) y su nieto de 12 años.

Según las fuentes policiales, en cierto momento, decidieron sacar las bolsas de basura y, cuando abrían la reja del frente de la casa, fueron sorprendidos por tres delincuentes armados que pretendieron ingresar a robar a la vivienda.

“Todo hace pensar que se trata de un hecho de robo al voleo”, aseguró esta mañana a la prensa reunida frente a la casa asaltada el titular de la Jefatura Departamental Lanús, el comisario mayor Claudio Blanco, quien agregó que, al ver a los ladrones, Martínez “se resistió y se generó una confrontación”.

Al encontrar resistencia “los delincuentes se pusieron en fuga y realizaron varios disparos”.

“Usaron una pistola de grueso calibre, posiblemente una calibre cuarenta y cinco”, manifestó Blanco, y detalló que el dueño de casa resultó baleado “en una de sus piernas y en el tórax, como así también una herida leve el menor y también otra herida a la señora”.

Los atacantes escaparon a pie sin alcanzar a concretar el robo, mientras que poco después llegaron al lugar efectivos de la comisaría de la zona y médicos de emergencias que trasladaron a los tres heridos al hospital Evita, de Lanús.

Allí, Rosa llegó con un disparo en uno de sus hombros que no revestía gravedad, aunque por el cuadro de fuerte crisis nerviosa que atravesaba tras lo vivido se descompensó y sufrió un infarto que le provocó la muerte.

Martínez, por su parte, llegó al centro asistencial con una herida de consideración en el abdomen, además de al menos un balazo más en una de sus piernas, fue operado y hoy permanecía internado a la espera de su evolución.

En tanto, el chico sólo sufrió un roce de bala en una de sus piernas, por lo que recibió las curaciones de rigor y fue dado de alta horas después, dijeron las fuentes.

Al tomar conocimiento del hecho, las autoridades pusieron en marcha un rastrillaje y ubicaron a uno de los presuntos ladrones en la vía pública a unas tres cuadras de la casa de las víctimas, en Yerbal al 2800: “Es un mayor de edad, de más de treinta años”, dijo el jefe policial.

El segundo de los hechos sucedió alrededor de las 22, cuando un hombre identificado por la policía como Alberto Bermúdez circulaba por Sayos al 3200, esquina Molinedo, en la localidad de Villa Diamante, a bordo de su auto Volkswagen Gol Trend gris.

“Son dos hechos distintos, si bien ocurrieron casi a la misma hora”, aclaró el comisario Blanco, y relató que el “automovilista iba transitando posiblemente a su domicilio, porque vive en las cercanías y fue interceptado por dos masculinos que se desplazaban en moto”.

Se trataba de dos delincuentes armados que le cortaron el paso, se colocaron a la par de su ventanilla y le ordenaron que se bajara del vehículo y les entregara las llaves.

Sin embargo, Bermúdez se negó a bajar y continuó la marcha con la intención de eludirlos, luego de lo cual uno de ellos le efectuó al menos un disparo a quemarropa en el tórax.

Bermúdez falleció casi en el acto y su Gol siguió en movimiento lentamente unos metros hasta que subió a la vereda y se detuvo contra el paredón de una empresa.

Las fuentes informaron que un grupo de personas que cenaba en una parrilla ubicada a pocos metros de allí escuchó el disparo y observó, luego, cuando los “motochorros” se acercaron hasta el auto detenido, abrieron la puerta del lado del conductor y bajaron su cadáver.

Tras dejar el cuerpo sobre la vereda, uno de los asaltantes se colocó frente al volante e intentó arrancar el motor del Gol, aunque como tenía dificultades retornó a la moto y escapó junto con su cómplice a toda velocidad.

Poco después llegaron al lugar los efectivos de la comisaría 5ta. de Lanús, quienes constataron el fallecimiento de Bermúdez y montaron un rápido operativo rastrillaje para dar con los homicidas, sin resultados hasta esta tarde.

Interviene en la investigación de ambos hechos la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 en turno del Departamento Judicial Lomas de Zamora.


Compartir: 
Etiquetas:  ,