| Filtraciones

Después del revoleo de audios la Corte ordena una investigación

La Corte ordenó una investigación a pedido de Parrilli, por la difusión de sus conversaciones con Cristina Kirchner. Otras filtraciones sin explicación.

Lorenzetti otra vez en la mira.

Lorenzetti otra vez en la mira.

La Corte Suprema de Justicia ordenó a la Oficina de Captación de Comunicaciones que inicie una investigación por la difusión de las conversaciones entre la ex presidenta Cristina Fernández y el ex jefe de los servicios de inteligencia Oscar Parrilli, a raíz de un reclamo que hizo el exfuncionario.

​​​”Teniendo en cuenta los principios de transparencia y confidencialidad que deben regir la actuación de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial, corresponde que se tome intervención a efectos de deslindar cualquier responsabilidad administrativa de los agentes intervinientes”, dispusieron los jueces del máximo tribunal.

Según la nota 11/2017, fechada ayer y difundida hoy por la oficina de prensa del tribunal, la Corte reaccionó ante la presentación formulada días atrás por Parrilli, quien reclamó que se investigara la difusión de las escuchas de las que fue objeto ordenadas por el juez Lijo.

“Corresponde que este Tribunal tome intervención a efectos de deslindar cualquier responsabilidad administrativa de los agentes intervinientes”, sostuvieron los cinco integrantes del máximo tribunal.

La Corte dispuso que el área encargada de las escuchas “a la mayor brevedad, tenga a bien informar al Tribunal toda circunstancia que se vincule con la actividad desarrollada por esa repartición en el marco de la causa” en la que se produjo la filtración.

Además, la Corte le pidió al juez Ariel Lijo “que con idénticos recaudos, ponga en conocimiento del Tribunal, cualquier circunstancia que considere pertinente orientada a dilucidar la responsabilidad administrativa que pudiere corresponder a los agentes judiciales intervinientes en la captación, transmisión, entrega y resguardo de la cadena de custodia de los datos obtenidos mediante las interceptaciones telefónicas ordenadas en la causa”.

Parrilli pidió la intervención de la Corte ante la difusión periodística de una escucha en la que la ex presidenta lo llama preocupada por declaraciones del ex agente de inteligencia Antonio Stiuso, cuando el año pasado dio una nota al diario La Nación.

A esa comunicación se sumó en las últimas horas la difusión de la transcripción de otras dos de similar tenor, también publicadas por la prensa aunque sin la reproducción del audio. También se filtraron en las últimas horas del presidente de Boca Daniel Angelicia y hasta de la pareja de Diego Maradona

El Gobierno de Mauricio Macri ordenó por decreto que las escuchas telefónicas sean responsabilidad de la Corte Suprema de Justicia y las sacó de la órbita del Ministerio Público.

Las escuchas se hacían antes en la ex SIDE, pero en la última etapa del gobierno de Cristina Kirchner se dispuso que pasaran a ser responsabilidad de la Procuración General de la Nación.

Mientras las escuchas estuvieron en el ámbito del Ministerio Público no se produjeron filtraciones como las que se repiten a diario y se difunden en los medios.