Después de 22 años se hará el proceso oral por la detención de Walter Bulacio

Los ex jueces Carlos Elbert, Cristina Camiña y Alberto Piotti; el fiscal Oscar Ciruzzi y la ex defensora del Pueblo porteña Alicia Oliveira fueron convocados como “testigos” en la causa en la que se investiga la presunta privación ilegal de la libertad de Walter Bulacio, el joven que murió en 1991 después de ser detenido en un recital de Los Redonditos de Ricota en el estadio de Obras.
El tribunal oral número 29, que podría celebrar el juicio oral contra el comisario Miguel Angel Espósito en setiembre próximo, aceptó el pedido de la defensa para que todos declaren sobre la existencia del “Memorando 40”, una norma ilegal que permitía a la policía federal detener a menores de edad y entregarlos a sus padres sin intervención de un juez.
Bulacio fue detenido durante un operativo en torno al recital, cuando supuestamente intentaba “colarse” en el Estadio de Obras, a amparo del “Memorando 40”, que a raíz de este caso fue declarado inconstitucional y dejado sin efecto.
El abogado de Espósito, el penalista Pablo Argibay Molina, insistió con la convocatoria de los jueces y funcionarios judiciales que desempeñaban cargos en 1991 para que certifiquen si la detención de Bulacio pudo haberse producido como parte de una práctica habitual para con los menores de edad.
Además, también fueron aceptados como testigos los comisarios Miguel Angel Garín, y Jorge Carrano y Héctor Carral, el subcomisario Alejandro Grzelka y el principal David Rodríguez, integrantes del Consejo de Disciplina que evaluó la situación interna en la Federal de Espósito.
Los jueces Alejandro Litvack, María Cristina Deluca Giacobini y Gustavo Goerner hicieron lugar a otras medidas de prueba solicitadas por las partes, en lo que se insinúa como el tramo final de la instrucción suplementaria, paso previo al juicio oral y público.
El juicio debió haberse realizado en agosto de 2011, pero como ocurrió desde el inicio de la investigación, una serie de planteos judiciales postergaron su inicio.
La causa llegó a esta instancia oral tras una maraña procesal que ya lleva 22 años y que incluyó la condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos al Estado argentino. Espósito sólo será juzgado por la detención ilegal de Bulacio ya que fue sobreseído por el crimen y la aplicación de torturas.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *