| Tema del día

Conmoción por el caso de la periodista acusada de abuso sexual y secuestro

Por Rafael Saralegui.

A veces le daban de comer polenta y alimento balanceado para mascotas. La tenían atada a una cama y la golpeaban con dedicación, a conciencia, varias veces en el día. La trataban peor que a un perro.

Una mujer permaneció raptada durante tres meses por una pareja, en la casa que habitaban en Coronel Suárez, una localidad rural del sudeste de la provincia de Buenos Aires. En un momento de descuido de sus captores, que abusaron sexualmente de ella en reiteradas oportunidades, pudo escapar del infierno y avisar a la policía.

Heit encabezaba un noticiero de Cablevisión.

La propietaria de la casa donde la mujer estuvo raptada durante tres meses, según fuentes policiales, se llama Alicia Estafanía Heit, tiene 29 años y es una conocida periodista de Coronel Suárez, donde encabezaba programas de radio y el noticiero del Canal 4 de Cablevisión. Su pareja, identificado como Jesús Olivera, permanece prófugo.

“Es la cara visible de un canal de televisión, una persona famosa en Suárez. Es un tema que nos sorprende a todos, realmente”, dijo sin ocultar su asombro el comisario Rubén Fernández, quien en reiteradas oportunidades fue el protagonista de reportajes realizados por la periodista detenida.

“Lo que más llama la atención es que en el barrio nadie había visto nada. Su marido  continúa prófugo, pero además sabemos que no es oriundo de Coronel Suárez. Aguardaremos por las declaraciones de Heit”, agregó el comisario. Dijo también que Olivera pertenecería a una secta religiosa. Ex compañeros de la periodista dijeron además que Olivera realiza trabajos de albañilería y que es parapsicólogo.

El padre y el hermano de la periodista detenida dijeron que no tenían un contacto muy fluido con ella, anque compartían los sentimientos de estupor y asombro que abarcaban a toda la ciudad. Roberto (su padre) y Pablo Heit (su hermano) dijeron que nunca habían advertido actitudes violentas en Estafanía, aunque desconfiaban de la relación con su pareja.

Después de haber sido arrestada en las últimas horas, Heit fue trasladada esta mañana hasta Bahía Blanca para declarar ante la fiscal Claudia Lorenzo, a cargo de la unidad fiscal especializada en la investigación de delitos de índole sexual. Heit está acusada de abuso sexual y privación ilegítima de la libertad de la mujer de 33 años. Según la investigación policial, la mujer fue violada y torturada durante tres meses en el domicilio de Grand Bourg 1823, de Coronel Suárez.

La casa donde estaba la víctima queda cerca del centro de Suárez.

El médico Francisco Cortalezzi, quien atendió a la mujer luego de que pudo escapar, dijo que tenía un alto nivel de desnutrición y deshidratación, con una debilidad muscular que le hacía muy difícil mover por sus propia cuenta. “Si hubiesen pasado unos días más no la hubiésemos encontrado con vida”, aseguró el médico.

“Las lesiones que tenía en todo su cuerpo eran de por lo menos 20 días. Ella me refirió que le daban de comer polenta con alimento para perros muy de vez en cuando, por eso su estado de debilidad”, dijo Cortalezzi a una radio de la zona. El informe médico consigna que la mujer tenía hematomas en varias partes del cuerpo, la cabeza y signos de quemaduras en las manos, como si hubieran sido realizadas con cigarrillos.

El comisario Fernández, jefe de la Policía Comunal, explicó que la  víctima relató que “logró escapar del lugar donde estaba privada de su libertad desde hacía aproximadamente tres meses y se dirigió en taxi hasta el destacamento de Pueblo San José, donde pidió ayuda”. La colonia San José es una localidad donde viven familias descendentes de alemanes, muy numerosas en la zona.

 


Compartir: