| Juicio abreviado

Condenan a tres años de prisión a un profesor de teatro por abuso sexual

El acusado reconoció su culpabilidad. Las víctimas eran sus alumnas.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº9, que se conformó en forma unipersonal por el juez Fernando Ramírez, condenó a tres años de prisión a un profesor de teatro por situaciones de abuso sexual contra tres alumnas.

En la causa intervino la Fiscalía General N° 24 ante esos tribunales, a cargo de Ariel Yapur, en un juicio abreviado, informó la página Fiscales.

Ariel Monteleone aceptó su responsabilidad por seis hechos de “abuso sexual reiterado” en el marco de un acuerdo de juicio con la fiscalía.

De acuerdo a la sentencia, Monteleone dictaba clases de teatro en un lugar ubicado en el barrio de Almagro. Durante esos encuentros se valió de su posición frente a sus alumnas para llevar adelante distintas maniobras de abuso, en noviembre de 2019.

En el fallo se describen las seis circunstancias denunciadas por las tres mujeres, que consistieron en distintos manoseos, algunos mientras realizaban ejercicios de elongación durante las clases.

Repulsión

El juez Ramírez tomó en cuenta los testimonios que brindaron las víctimas en la causa y cómo se sintieron en esos momentos: una de ellas mencionó no pudo reaccionar y otra que sintió “ una profunda sensación de asco y repulsión”.

Luego, el juez tomó en cuenta el informe de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación respecto a una de las denunciantes, donde se menciona “la violencia sexual mediante la manipulación corporal y mediante su lugar poder”.

También resaltó las declaraciones de dos compañeros del taller de teatro, que coincidieron en la descripción de los episodios de abuso que sufrieron las víctimas.

“El hecho de que los tocamientos se dieran en el despliegue de diversos ejercicios propuestos por el profesor en el transcurso de la clase de teatro y fueran respecto de sus alumnas, resulta el aprovechamiento de una situación de alguien desprevenido, de cuyo consentimiento se prescinde”, consideró el juez.

“La conducta es abusiva no por su significado o dirección sexual, sino porque se ejerce prescindiendo de la voluntad de la mujer, reduciéndola a simple objeto del tocamiento y en eso consiste el abuso”, resaltó.

Además de la condena a tres años, a Monteleone se le fijó una prohibición de acercamiento y contacto por cualquier medio respecto a las tres denunciantes por cuatro años y la realización del curso que se dicta en el ámbito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para hombres que han ejercido violencia contra las mujeres.