| Tema del día

Cómo evitar las estafas con alquileres durante el verano

Por Víctor Varone.

El 50 por ciento de las denuncias por hechos de estafa ocurridos durante el verano, son por temas de alquileres de viviendas o departamentos,  de los cuales el 70 % de los casos se producen en la costa atlántica.

Los victimas preferidas por los estafadores son los adolescentes o los grupos numerosos, ya que estos delincuentes, “supuestos propietarios”, hacen hincapié en el hecho de “aceptar” este tipo de inquilinos, a los que habitualmente les cuesta trabajo lograr un lugar para alquilar.

Siempre existe una logística o la puesta en marcha de una “mise en scene”, por parte de los estafadores que tiene apoyatura en datos, fotos y mucho material publicado en internet, que hacen “creíble” la oferta y sobre todo, se aprovechan de las distancias y los costos que implica viajar para alquilar.

Si tiene dudas es mejor no alquilar.

Desde el punto de vista penal, estamos ante los delitos contemplados en el capitulo del Código referidos a estafa y otras defraudaciones. Los fraudes más habituales son los siguientes:

1. Alquilar a varias personas. Es el caso típico, toman reservas del orden del 30 % del valor del alquiler a distintas víctimas, dándole a cada una un celular y una cuenta o lugar de pago distinto.

2. Alquiler de un inmueble que no existe. Hay una jurisprudencia famosa que se conoce como la “casa acuática”, es el caso de una persona que alquila un inmueble y cuando trata de ubicarla el domicilio estaba a varios metros dentro del mar.

3. Alquiler de un inmueble ocupado por sus dueños. Esta es una modalidad que se utiliza hace unos pocos años, es el caso que al llegar al inmueble el mismo se encuentra ocupado por sus legítimos dueños, que por lo general no lo pusieron en alquiler, aunque se han dado casos donde los propietarios son participes de la maniobra.

4.Falsa ubicación.

5.Alquiler de inmuebles usurpados. Esta es la última modalidad delictiva de estos “estafadores estivales”, en realidad son dos delitos, primero usurpan el inmueble y luego lo ponen en alquiler, perjudicando así al propietario y al inquilino.

Como prevenir estas maniobras:

Hay que tomar contacto previamiente con el propietario o el apoderado; firmar contrato con datos completos y copia del DNI; pago por transferencia a la cuenta bancaria del titular del inmyeble y dejar constancia de eso en el contrato; disponer de un inventario y de un teléfono fijo.

Si lamentablemente resulta víctima de una estafa de estas características hay que realizar la denuncia ante la policía o la Justicia y ante los entes de control turístico de los municipios o las provincias.

 


Compartir: