| Consejo de la Magistratura

Comisión de Disciplina acusa a Freiler pero faltan votos para el jury

El dictamen debe ser sometido al plenario del Cuerpo, pero el oficialismo no cuenta con los 9 votos para suspender al juez de la Cámara Federal.

Freiler fue denunciado por enriquecimiento.

Freiler fue denunciado por enriquecimiento.

La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura decidió hoy por mayoría de siete votos contra dos -los del académico Jorge Candis y el senador del FPV Ruperto Godoy– recomendar al plenario del cuerpo el inicio de un proceso de juicio político contra el camarista Eduardo Freiler por presunto mal desempeño de sus funciones.
La votación se realizó esta mañana, durante una reunión que, con la presencia de los nueve miembros de la Comisión, se desarrolló en el segundo piso de la sede del Consejo, ubicada en la calle Libertad al 700 del centro porteño, en la que cada uno de los consejeros expuso primero los fundamentos de su posición y luego procedieron a la votación del dictamen.
“En las más de 200 páginas del dictamen está claramente demostrado que no puede justificar el nivel de gastos realizados. Existen más de 15 millones de pesos que no pudo justificar”, indicó en su exposición el diputado oficialista Pablo Tonelli, consejero instructor del expediente que puso la lupa en el desempeño de Freiler desde principios del 2012 hasta fines del 2016, es decir durante los últimos cinco años.
El dictamen acusatorio contra el camarista Eduardo Freiler deberá ser sometido a consideración del plenario del cuerpo, algo que en un principio estaba previsto para el próximo jueves aunque, en virtud del voto expresado hoy por el académico Jorge Candis, contrario al enjuiciamiento de Freiler, podría ser postergado ante la imposibilidad del oficialismo de reunir los votos requeridos para el inicio del juicio político, que son nueve sobre un total de trece miembros.
En la reunión de hoy, además de Tonelli, apoyaron el dictamen de mayoría, favorable al inicio de un juicio político por presunto mal desempeño de sus funciones contra el camarista Freiler, los consejeros Juan Bautista Mahiques (representante del Poder Ejecutivo); Miguel Piedecasas (abogado del interior), Luis María Cabral (juez), Angel Rozas (senador UCR), Leónidas Moldes (juez) y Gustavo Valdés (diputado UCR).
En tanto, votaron en contra el representante del estamento académico, Jorge Candis, y el senador nacional Ruperto Godoy, representante por la minoría parlamentaria en la Comisión de Disciplina y Acusación.
Al fundamentar su posición, Candis indicó que “hubo apresuramiento” en el trámite del expediente y, además, consideró que se incurrió en “un uso abusivo de presunciones” contra el juez integrante de la Sala I Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.
Por su parte, Ruperto Godoy -quien participó hoy merced a la decisión de la Justicia de concederle la apelación al fallo que días pasados había rechazado su presencia en el Consejo de la Magistratura por no contar con título de abogado- argumentó que el Consejo se estaba “excediendo en sus funciones” al investigar el patrimonio del camarista y, además, “no escuchando a la Justicia que lo sobreseyó”.
Además del expediente abierto en su contra en el seno del Consejo de la Magistratura, sobre Freiler pesa también una causa judicial que se tramita en los Tribunales Federales de Comodoro Py por presunto enriquecimiento ilícito, en la que inicialmente había sido sobreseído, aunque luego la Cámara Federal porteña revocó esa decisión y ordenó profundizar la investigación, resolución confirmada en marzo último por la Cámara Federal de Casación Penal.
Al exponer su fundamentación en favor del dictamen acusatorio contra Freiler, el diputado nacional por la UCR Gustavo Valdés, en respuesta a los argumentos esgrimidos por Godoy, sostuvo que la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo “no remueve jueces sino que habilita la posibilidad de que un jury de enjuiciamiento evalúe la conducta de un juez”.
Por su parte, el representante del Poder Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques, entendió que “están dadas todas las condiciones para llevar a juicio político” a Eduardo Freiler, y sostuvo que, con esa decisión, la Comisión “no” está cometiendo “ningún delito” sino “trabajando y tratando de llevar a jury de enjuiciamiento a un magistrado que no puede justificar su nivel de gastos con sus ingresos”.
En tanto, Cabral y Moldes centraron sus fundamentaciones en la “falta de decoro propia de los jueces” y, también, pusieron el acento en “los gastos no proporcionales con sus ingresos” por parte del camarista Eduardo Freiler.