| Movidas

Cambiaron a todos los jefes de las comisarías (siguen los de la Federal)

Todos los jefes a cargo de las seccionales provienen de la Federal, pese a las críticas que se les hicieron desde La Alameda. Las dificultades de la integración.

Larreta está a cargo de la Policia de la Ciudad.

Larreta está a cargo de la Policia de la Ciudad.

El gobierno porteño y la jefatura de la Policía de la Ciudad designaron nuevas autoridades policiales en las ocho circunscripciones y las 54 comisarías de la Ciudad de Buenos Aires, con el fin de iniciar el 2017 con el recambio de personal en todas las dependencias, informaron hoy fuentes oficiales.

Los nombramientos son parte de la integración entre los efectivos de la Policía Federal y de la Policía Metropolitana que pasaron a conformar la nueva Policía de la Ciudad, conformada ahora por unos 26 mil efectivos que ahora dependen del jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

El Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a cargo de Martín Ocampo, detalló en un comunicado el nombre de cada uno de los jefes policiales designados y resaltó que “de esta forma, se comienza el año y la gestión de la Policía de la Ciudad con nuevas autoridades en todas las comisarías”.

Como jefes de las ocho circunscripciones en las que está divida la Policía de la Ciudad fueron designados: César Gambarte (I), Roxana Corbo (II), Rodolfo Alí (III), Carlos Pereyra (IV), Claudio de Proenca (V), Carlos Quiñones (VI), Ana María Molina (VII) y Roberto Ahmed (VIII).

En tanto, los 54 jefes de las comisarías de la Ciudad también fueron cambiados en todas las dependencias. Se decidió que 31 de los jefes pasen de una seccional a otra, 15 ocupaban cargos de subcomisarios y fueron ascendidos y el resto fue reubicado en otras áreas o pasados a retiro por mal desempeño o porque tienen investigaciones penales en marcha.

Los jefes de las seccionales provienen todos de la Policía Federal, mientras que tres de los jefes de las circunscripciones provienen de la Metropolitana, es decir que serán responsables de varios comisarios que venían de la otra fuerza. Un equilibro delicado, ya que la integración provocó muchos resquemores entre los agentes de una y otra fuerza.

“En la Policía de la Ciudad, los máximos responsables de las comisarías cambiarán todos los años. Es parte de nuestro sistema de trabajo y tiene que ver con extender los límites del conocimiento de cada comisario más allá de una jurisdicción. Con las rotaciones, todos terminarán trabajando en toda la ciudad, generándose así un vínculo de cercanía con los vecinos”, dijo el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, al diario La Nación.

La decisión del gobierno porteño generó algunas críticas, como la del legislador Gustavo Vera: “No se puede sostener una nueva policía con los viejos comisarios y subcomisarios de la Policía Federal”. El titular de La Alameda presentó hace unos días un informe en el que cuestionaba a varios jefes policiales por amparar talleres clandestinos o prostíbulos.

Los cuestionamientos a los jefes de la Federal se pusieron de manifiesto durante las últimas semanas, durante el desalojo de los manteros en Once, ya que los comisarios que estuvieron en esa zona fueron acusados de cobrar coimas para permitir acividades ilegales.