| Dijo que el actual es obsoleto

Binder defendió la reforma de Código Procesal Penal

El jurista dijo que hay consenso para reformar el Código Procesal Penal, ya que nació “viejo”. También se pronunció en favor de los juicios por jurados y dijo que la reforma del Código Penal es más compleja.

El experto en sistemas judiciales y miembro del Consejo asesor del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias, Alberto Binder, se refirió a la actual ley de procesamiento penal como “oscura y formalista” por eso destacó la necesidad de una reforma.

“El Código Procesal Penal, que si bien tiene 20 años de aprobado, es un código que nació muy viejo porque mantuvo estructuras que en realidad fueron diseñadas al principio del siglo XIX”, explicó Binder y lo complejo de dar solución a la criminalidad “con un atraso de 200 años”.

A su vez, criticó los modelos de organización judicial porque “son modelos obsoletos fragmentados donde no hay posibilidad de cooperación, los fiscales no tienen facultades de investigación” y puntualizó que “impiden cumplir con algunas de las funciones elementales que exige la sociedad”.

Los proyectos actuales tienen un mismo espíritu, “hay mucho consenso entre los proyectos, no es un tema partidario. Hoy hay una convergencia en un mismo sentido”, destacó el también Director del Instituto Latinoamericano sobre Seguridad y Democracia (IIsed) y miembro titular del Instituto del Derecho Procesal Penal.

La reforma al actual Código Procesal propone “mediante una división de funciones muy claras, entregarle a los fiscales la investigación de los casos, la organización de la persecución penal, dejar a los jueces solamente para el control de garantías y para el juzgamiento, y por supuesto para planificar y fortalecer a la defensa pública”, explicó Binder en declaraciones a la agencia Télam.

En tanto, marcó que “esta división de funciones está acompañada de una profunda oralización de todo el proceso, de tal manera que la oralidad no sea cuando te toque ir a juicio sino que la gran mayoría del trabajo se haga en audiencias orales y públicas”.

También subrayó que “el actual sistema la justicia penal es refractaria a todas forma de participación de las víctimas, en cambio en las nuevas legislaciones se hace más abierta de tal manera que a través del trabajo de público las víctimas pueden canalizar sus reclamos de un modo más rápido expedito, compresible”.

Por otro lado diferenció el debate que se dio ante el proyecto de reforma del Código Penal y el tratamiento que se le está dando al código procesal penal y explicó que “la resistencia a este último “es menor” porque “hay también una gran coincidencia en el mundo académico, de hecho el año pasado 200 jueces federales pidieron este cambio porque sino no se podía funcionar”.

En cambio la resistencia al Código Penal se da “porque en cada artículo vos tenes un juego de intereses distintos, cruzados” indicó Binder y agregó que “es una trama de intereses tan compleja que vos tenes que darle otro tiempo de discusión, más en esta época que ya no se acepta que una reforma como la del Código Penal sólo se discuta en el plano académico porque hay muchos sectores sociales que usan el código penal”.

En el código procesal no hay una discusión tan fuerte artículo por artículo “sino en cuanto al modelo que se quiere poner en práctica”, remarcó el también Director del Centro de Políticas Públicas para el socialismo.

La reforma al código procesal acarrearía profundas reformas, “implica de inmediato una reorganización del ministerio público y un cambio de actitud fundamental en una institución que hoy es pasiva, pasaría a ser una institución muy proactiva en la organización de la persecución penal, en definir qué casos lleva adelante o no” explicó Binder.

Otras de las transformaciones más revolucionarias son los juicios por jurado, que “han tenido resistencia durante 150 años” y que se comenzaron a implementar en las provincias de Neuquén y recientemente en la provincia de Buenos Aires.

Igualmente Binder aclaró que “tampoco hay que creer que el jurado es una institución perfecta, porque seguramente va a ver juicios donde los jurados cometan errores, como los innumerables juicios donde los jueces profesionales cometen errores”.

“Pero genera una nueva alianza entre la administración de justicia y la ciudadanía, que oxigena el ambiente, a veces patológico”, lo que calificó como “un paso enorme”.

Consultado por Télam por el impacto que ésta reforma tendrá en la problemática de la inseguridad, Binder manifestó que “el poder realizar o no una campaña más eficiente va a producir efecto sobre la criminalidad”, al tiempo que advirtió “que la reforma del código procesal no va a ser mágicamente nada en el corto plazo, pero sin ninguna duda tiene un impacto mayor que el Código Penal”.