| Noticias

Bajan los homicidios en ocasión de robo y suben por riñas

El Instituto de Investigaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación presentó un informe que indica que, en 2011 y respecto al año anterior, bajó el índice de homicidios en ocasión de robo, aunque aumentó la cantidad de asesinatos por conflictos personales en barrios donde hay villas de emergencia, en  la ciudad de Buenos Aires.

Según este relevamiento, en la ciudad de Buenos Aires hubo 190 homicidios el año pasado, lo que significa una tasa de 6,57 cada 100.000 habitantes. Esto representa un aumento con respecto a los 168 homicidios dolosos registrados en el informe de 2010.

Al ministro de la Corte le preocupan los homicidios en las villas.

El juez de la Corte Eugenio Raúl Zaffaroni, acompañado por el presidente del máximo tribunal de la Nación, Ricardo Lorenzetti, presentó los resultados de la investigación en el Palacio de Justicia. Se trata de una investigación exploratoria sobre el número y las características de los homicidios voluntarios registrados en la Ciudad de Buenos Aires y en los departamentos judiciales bonaerenses de San Martín y La Plata en 2011. Debido a que este mismo informe se confeccionó para los homicidios dolosos porteños de 2010, los encargados del estudio pudieron establecer análisis comparativos.

“Fundamentalmente lo que nos preocupa es el ascenso de homicidios en barrios de emergencia, o sea en villas”, dijo a la prensa Zaffaroni, en referencia a que del total de 190 homicidios dolosos cometidos en 2011 en Capital Federal (22 más que el año anterior), el 35% ocurrieron en dichas zonas. De acuerdo al juez de la Corte Suprema, la mayor cantidad de los homicidios en los barrios de emergencia ocurrieron en el primer semestre de 2011, mientras que en el segundo se ve un “marcado descenso” que el magistrado adjudica a al operativo “Cinturón Sur” implementado por el ministerio de Seguridad nacional.

“En el 2011 sube en el primer semestre, y en el segundo debo suponer como resultado del Cinturón Sur, es decir de la incorporación de los 2.500 efectivos de Prefectura y Gendarmería vemos un marcado descenso”, consideró Zaffaroni, quien agregó que hace falta ponerse “las pilas” para implementar medidas sociales.

Para el juez “es preocupante la zona criminógena de los barrios de emergencia”, por lo que propuso que “como prevención secundaria habría que mejorar el servicio de seguridad en los barrios de emergencia y como prevención primaria mejorar las condiciones de urbanización”. “En el resto de la ciudad de Buenos Aires, el índice se mantiene bajo, estamos en tres por cien mil aproximadamente. Quiero advertir que estos son los índices de Canadá y Europa”, dijo Zaffaroni, aunque agregó: “Esto no es para que salgamos con una matraca a celebrar”

Con respecto al móvil de los homicidios, el informe destaca que se produjo un fuerte descenso de la cantidad de aquellos ocurridos en ocasión de un robo -47 sobre 168 totales en 2010 y 28 sobre 190, un 15 por ciento, en 2011-. “Hay un marcadísimo descenso de (homicidio en ocasión de) robo, por el contrario hay un marcado aumento en riña”, destacó el juez de la Corte, respecto a los 35 de 2010 en comparación a los 75 de 2011.

En referencia a los datos de los departamentos judiciales de San Martín y La Plata, Zaffaroni dijo que “más o menos lo que se mantiene es la concentración (de homicidios dolosos) en barrios de emergencia”. “En general es riña entre conocidos, la hipótesis que mantengo que habrá que verificar con investigaciones más cualitativas, es que es resultado de conflictividad que surge por economías violentas de subsistencia”, concluyó el juez.

Además, Zaffaroni dijo que para los medios de comunicación “daría la impresión de que hay homicidios de primera y de segunda”. “Lo que se visibiliza son los crímenes que afectan a los restantes barrios, la muerte de villa da la sensación que no se visibiliza, y es ahí donde vemos el aumento”, expresó.

 

 

 


Compartir: