| La muerte del fiscal Nisman

Arroyo Salgado criticó a Fein y a Palmaghini por la marcha de la investigación

Dijo que la difusión de las medidas que se realizan conspiran contra el éxito de la pesquisa. Pidió a la fiscal y a la jueza que no se sometan a las críticas. Advirtió sobre una visión sesgada e ignorante del equilibrio.

Arroyo, muy dura con la marcha de la causa.

Arroyo, muy dura con la marcha de la causa.

La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, volvió a expresar su desagrado con el trabajo de la fiscal Viviana Fein y la jueza Fabiana Plamaghini en la causa en la que se investiga la muerte de su es ex esposo, Alberto Nisman.

Las críticas fueron contenidas en un escrito que, como querellante, presentó ante la fiscalía el jueves último. En ese documento, Arroyo Salgado pide a las funcionarias judiciales que actúen con independencia y se limite la publicidad de elementos del expediente que malogran la investigación e inhiben de declarar a posibles testigos.

Arroyo Salgado menciona que una “de las tantas consecuencias negativas” de la inusitada mediatización de medidas de prueba y avances de la investigación, es que “inhibe y condiciona a los testigos con posibilidades de realizar voluntariamente aportes para el esclarecimiento del hecho; respecto de los que, se entiende, alberguen temor en hacerlo frente a la consabida difusión que de inmediato se dará a sus dichos”.

Representada por el defensor público Germán Carlevaro, Arroyo Salgado “exigió” a Palmaghini y Fein que trabajen de forma independiente y ajustadas a la Constitución “sin condicionamientos ni temor alguno al juzgamiento indebido, apresurado y equívoco de los funcionarios de otros poderes del Estado, aún cuando los mismos provengan de las Máximas Autoridades de los Poderes Ejecutivos y Legislativos Nacional”. Habló, además, de “investigador y juzgador que actúe bajo una visión sesgada e ignorante del equilibrio” entre la mediatización y la Constitución.En el documento que le entregó el jueves a Fein, la jueza fue muy dura, y en un fragmento planteó que la difusión que “el Poder Judicial de la Nación y Ministerio Público Fiscal” hacen del estado de la causa no es para cumplir con el principio de publicidad de los actos de Gobierno para “satisfacer con ello el interés público”, sino que “se usó del posicionamiento institucional que ocupan en cuanto servidores del sistema de administración de justicia en interés propio”, según informa Clarín.