| Extorsión

Arrestan al jefe de la barrabrava de Banfield y a su mamá

Fueron detenidos otros integrantes de la barra acusados de extorsión y otros delitos vinculados con la actividad deportiva.

Uno de los detenidos.

Uno de los detenidos.

El jefe de la barrabrava de Banfield conocido como “Miguelito”, su madre y su segundo al mando, fueron detenidos por la Policía de la Provincia de Buenos Aires acusados de extorsionar, amenazar y llevar adelante negocios ilegales. Además, otros seis cómplices fueron aprehendidos luego de una serie de allanamientos realizados en Lomas de Zamora.

Los operativos estuvieron a cargo de la Jefatura Departamental Lanús, de la DDI Quilmes y Lanús y de personal de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (A.Pre.Vi.De),lo que permitió secuestrar revólveres, gran cantidad de municiones, una camioneta Jeep, una moto con pedido de secuestro activo, dinero en efectivo, una máquina para contar dinero, camisetas, banderas, pelotas, estandarte del Club Atlético Banfield, celulares y elementos de interés para la causa.

Según indicaron las fuentes, “Miguelito” y “El Pelado”, su socio, formaban parte de una asociación dedicada a negocios ilegales en el marco de los espectáculos deportivos de fútbol.

Lo que hacían era revender entradas para los partidos de fútbol de Banfield, mientras que también explotaban ilegalmente el espacio público de las inmediaciones del estadio, a través puestos callejeros y estacionamientos.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, aseguró en referencia a los detenidos que “se disfrazan de hinchas pero son mafias y contra eso luchamos”. “Trabajamos para que la familia vuelva a los estadios y puedan disfrutar de un evento deportivo y para que no sean rehenes de estas organizaciones”, aseguró.

“Los acusados utilizaban la intimidación y la violencia física para adueñarse de estos negocios ilegales”, explicó sobre esto una fuente de la investigación.

Además, reveló que el líder de la banda le daba ordenes al “Pelado”, quien se dedicaba a decirle al resto lo que debían hacer.

Dentro de la organización también cumplía un rol central “La Nancy”, madre de Miguelito,quien oficiaba de organizadora de los miembros del grupo delictivo y de gestora de la reglas emitidas por el jefe.

Finalmente, luego de haber montado una larga investigación, las autoridades identificaron a los principales sospechosos de la actividad ilegal y así llevaron a cabo los allanamientos.

Esta no es la primera vez que “Miguelito” y “Nancy” entran a prisión, ya que en febrero de este año fueron detenidos en el estadio de fútbol en una causa por resistencia a la autoridad.