| Trámite

Apelan la resolución de Servini que benefició a Pérez Corradi

La querella que representa a la familia de una de las víctimas cuestionó la decisión de la jueza y pidió que sea procesado por el triple crimen de General Rodríguez.

Pérez Corradi está detenido en Gendarmería.

Pérez Corradi está detenido en Gendarmería.

La decisión de la jueza federal María Servini de dictar la falta de mérito del presuntos narcotraficantes Ibar Pérez Corradi por el triple crimen de General Rodríguez, la acusación más pesada en su contra, sigue generando controversias. Ahora la querella que representa a la familia de una de las víctimas apeló la decisión de la magistrada dictada el 28 de diciembre.

El abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, que representa a María Verónica Colombo, viuda de Leopoldo Bina, uno de los tres hombres asesinados en agosto de 2008, presentó un escrito para que la Cámara Federal revoque la decisión de la magistrada. La falta de mérito significa que para la jueza no hay pruebas suficientes para procesar a Pérez Corradi, pero tampoco como para desvincularlo del todo del caso.

En un tono muy severo, el escrito dice que la decisión de Servini de Cubría “sumamente atrevida y dictada el día de los Inocentes resulta una afrenta imposible de digerir para la víctima tras la copiosa prueba cargosa reunida que obra agregada al legajo de casi más de doscientos (200) cuerpos, pasada por alto en forma burda y pueril por parte de la Jueza interviniente, todo lo cual ocasiona un agravio de imposible reparación ulterior, resultando la misma a todas luces injusta, contraria a derecho y violatoria de las reglas de la sana critica racional al resultar una sumatoria de frases “clichés” sin enfoque puntual, plagado de generalidades y sin un análisis real ni circunstanciado de la prueba reunida o si se quiere valorada, situación que permite confirmar su arbitrariedad manifiesta por ausencia absoluta de fundamentación”.

La causa por el triple crimen se generó originalmente en la justicia de la provincia de Buenos Aires, en Mercedes, donde se llevó adelante el juicio oral. Pero el año pasado, el fiscal Juan Bidone, que había estado a cargo de la causa la envió a la Justicia federal. El había pedido el arresto de Pérez Corradi como autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez.

En su resolución la misma jueza advierte que no se pudo analizar toda la prueba reunida en el expediente. “El actual cuadro probatorio existente no permite a esta magistrada procesar o sobreseer al encausado considerando que hasta el momento el análisis detallado de los legajos señalados resultó de imposible concreción”, dijo Servini.

El enojo de la querella insiste en que “se agravia esta parte recurrente en tanto se ha dictado la falta de mérito del imputado cuando existen motivos suficientes para el dictado del procesamiento y de la prisión preventiva, para garantizar los fines del proceso, máxime si se trata de una persona de grado elevado de peligrosidad que ha estado prófugo más de cuatro (4) años”.

El abogado de la viuda de Bina sostiene que la jueza no fundamentó como corresponde la decisión de declarar la falta de mérito de Pérez Corradi, quien fue detenido a mediados de año desde Paraguay, luego de permanecer cuatro años prófugo, acusado de haber ordenado la muerte de sus tres competidores en el tráfico de efedrina.

“En el caso que nos ocupa la Jueza a-quo ejecutó su malograda resolución en cuarenta y seis (46) fojas, ocupando sus considerandos solo cinco (5) páginas (de la 38 a la 43), vertiendo en los mismos unos cuantos clichés y con cierta superflua justificación de lo decidido en la evacuación de citas del imputado. De este modo, se advierte palmario que la resolución es inmotivada y arbitraria, ya que se han omitido valorar hechos relevantes acreditados por numerosos testigos y prueba científica (tecnológica) de por sí suficientes y generadores de efectos jurídicos de trascendental importancia sobre el presente proceso penal”, sostuvo el letrado.

La extradición de Pérez Corradi fue presentada por el Gobierno como todo un logro que podría poner en aprietos al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, pero en sus once declaraciones no pudo dar pruebas de que el ex funcionario estuviera vinculado de alguna forma con las muertes de los tres hombres.

“Se impone necesario, entonces, disponer la nulidad absoluta de la decisión arribada por la jueza y disponer el inmediato procesamiento del imputado sobre la base del plexo probatorio que compone estos actuados, sin perjuicio de los elementos de juicio que pudieran incorporarse ulteriormente”, insistió la querella.

De todos modos, Pérez Corradi no puede recuperar su libertad porque está procesado dos veces. Una por Servini por tráfico de efedrina y otra por el juez Casanello por lavado de dinero. Además tiene un pedido de extradición de los Estados Unidos.