| Juicio oral

AMIA: pedidos de prisión para Menem, Galeano y los fiscales

La fiscalía concretó hoy los pedidos de condena con penas de prisión para los acusados de encubrir el ataque contra la mutual judía, donde murieron 85 personas.

Menem durante la audiencia de ayer.

Menem durante una audiencia del juicio.

El juicio oral por el encubrimiento del atentado contra la mutual judía tuvo hoy una audiencia clave con los pedidos de condena llevados adelante por los fiscales que integran la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) del atentado contra la AMIA.

Los fiscales que encabezan la unidad que dirigía Alberto Nisman hasta su fallecimiento pidieron que el ex presidente Carlos Menem sea condenado a 4 años de prisión por el encubrimiento del ataque terrorista ocurrido en 1994.

Los fiscales Roberto Salum y Miguel Yivoff pidieron para el ex juez federal Juan José Galeano una pena de 13 años de prisión por los delitos de prevaricato, privación ilegal de la libertad, peculado, entre otros.

La fiscalía también pidió una condena de 6 años para Hugo Anzorreguy, ex titular de la Secretaría de Inteligencia, por los delitos de encubrimiento, abuso de autoridad, peculado, incumplimiento de los deberes de funcionarios público.

Para los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia pidieron una condena de 8 años de prisión por haber sostenido una acusación contra un grupo de ex policías, pese a que sabían que la imputación era falsa.

El alegato de la fiscalía llevó varias semanas y hoy tuvo su jornada culminante con los pedidos de condenas para todos los ex funcionarios acusados de encubrimiento del ataque contra la sede de la mutual judía, donde murieron 85 personas.

Los fiscales dieron por probados que desde la SIDE salió un pago de 400 mil dólares que fueron entregados al reducidor de automóviles Carlos Telleldín, último propietario de la camioneta Trafic que explotó en la AMIA, para que acusaron a un grupo de ex policías como integrantes de la conexión local del ataque.

Todos los policías, encabezados por el ex comisario Juan José Ribelli, fueron absueltos luego de estar varios años presos. El pago a Telleldín fue, según la fiscalía, para desviar la investigación sobre Alberto Kanoore Edul, un amigo de la familia del ex presidente Menem.

Según la acusación, Menem intercedió ante el entonces juez Galeano para que se destruyeran las pruebas que incriminaban a Kanoore Edul, quien figuraba como sospechoso desde las primeras fojas del expediente.

“Tenemos probado que la familia presidencial (Menem) le hacía favores a la familia Kanoore Edul“, sostuvo la fiscalía, durante la parte sustancial de los alegatos.

Los fiscales dijeron que, erróneamente, se había denominado como “pista siria” ya que la vinculación de Kanoore Edul con la causa, se conectaba desde un inicio, con el principal sospechoso de los hechos, el ex Consejero Cultural de la Embajada de la República Islámica de Irán en Argentina, Moshen Rabbani.

Yivoff sostuvo que en las primeras semanas de la investigación Kanoore Edul era una de las pistas más importantes que había en proceso, por cuanto había efectuado una llamada telefónica a Telleldín el día en que se habría producido la entrega de la camioneta Reanult Trafic y en un allanamiento llevado a cabo en su domicilio, a dos semanas del atentado, se había encontrado su agenda de la que surgía el dato de Moshen Rabbani y de once talleres de vehículos.

De esta forma Kanoore Edul aparecía como nexo vinculante entre el último tenedor conocido de la Traffic y uno de los principales sospechosos para los organismos de inteligencia como lo era Moshen Rabbani.

Según consignó el colega Martín Angulo en Infoba, los fiscales también pidieron condenas para otros siete acusados: tres años de prisión para el subjefe de la SIDE Juan Carlos Anchezar; dos años para el ex agente de inteligencia Patricio Finnen; tres años y medio para el reducidor de autos Carlos Telleldín; dos años para la esposa de Telleldín, Ana Boragni; tres años y medio para el abogado Víctor Stinfale; tres años para el ex comisario de la Policía Federal Carlos Castañeda; y un año para el ex titular de la DAIA Rubén Beraja. El único acusado para el que la Fiscalía pidió la absolución fue el también ex comisario Jorge “Fino” Palacios

El juicio continuará en febrero con la acusación del Ministerio de Justicia y los alegados de las querellas. Los jueces Jorge Luciano Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel dictarán sentencia en los primeros días de marzo próximo.


Compartir: 
Etiquetas:  , ,