| En la zona de Balvanera

Allanan el boliche donde una joven denunció que la violaron

La víctima deunció que fue abusada por cuatro hombres y que los empleados del lugar no hicieron nada. Buscan imágenes en las cámaras de seguridad.

La fiscal de instrucción porteña Graciela Gils Carbó ordenó esta tarde un allanamiento en el boliche del barrio porteño de Balvanera en el que una joven denunció haber sido violada por cuatro hombres, en busca de las cámaras de seguridad.

Fuentes policiales aseguraron que el procedimiento estaba a cargo de efectivos de la División Delitos para la Salud de la Policía Federal en el boliche “Le Click”, en la avenida Rivadavia 1910, a metros del Congreso de la Nación.

La orden de la fiscal es que se secuestren los videos de las cámaras de seguridad del boliche correspondientes a la madrugada del sábado, cuando se produjo el hecho, según la denuncia de la joven, informó la agencia Télam.

Según el abogado de la joven, Andrés Bonicalzi, la chica había concurrido a ese boliche junto a tres amigas para festejar un cumpleaños y dijo que el abuso sexual se produjo cerca de las cinco de la madrugada, cuando las chicas iban de una pista a la otra dentro del local bailable.

“Ibamos en fila y yo era la última. En ese momento, un hombre me agarró del brazo y me empezó a besar por la fuerza. Yo le decía que no quería”, dijo entre lágrimas la joven abusada en declaraciones realizadas esta tarde en la sede de la Asociación de Víctimas de Violaciones (AViVi).

“Me empezó a agarrar fuerte y yo quería zafarme de él y no podía. Luego de eso me agarró en una esquina y me llevó a un rincón oscuro. Ahí me empujó y me tiró al piso, empezó a ponerme en cuatro”, dijo la chica, quien luego describió a ese hombre con “ojos celestes y el pelo rubio oscuro”.

“Esto fue dentro del boliche. Y después de eso, vinieron tres personas más que eran sus amigos y a mí me empezaron a violar. Yo escuchaba murmullos y sonidos entre ellos”, dijo.

“Yo gritaba con todas mis fuerzas, yo gritaba un montón y nadie me hacía caso. Había gente pero en ese lugar donde me llevó estaba todo oscuro. No sé si se daban cuenta, sólo sé que gritaba muy fuerte”, agregó.

“Cuando estaba afuera, yo le pedí ayuda al patovica. Era robusto, pelado y tenía ropa negra. Yo le pedí ayuda y nadie me hizo caso”, dijo por último la joven antes de quebrarse en llanto y no poder continuar con su charla con la prensa..


Compartir: 
Etiquetas: