| Fue recusado por segunda vez

Al juez Vienna lo sigue un fantasma

Lo acusan de haber viajado a Estados Unidos en el mismo avión que el padre de Martín “Fantasma” Paz, vinculado con la banda narco Los Monos. Decide la Cámara.

El juez Vienna no quiere dejar la causa.

El juez Vienna no quiere dejar la causa.

La Cámara de Apelaciones debe decidir sobre un pedido de recusación contra el juez Juan Carlos Vienna, presentado por los abogados de un grupo de acusados que serían miembros de la banda de narcotraficantes rosarinos conocida como los Monos.

Los abogados de los principales acusados de asociación ilícita en esa causa habían argumentado que no existía “garantía de su imparcialidad”. Ahora decidirá la Cámara de Apelaciones.

El juez Juan Carlos Vienna rechazó el pedido de recusación en su contra efectuada por los abogados patrocinantes de los principales acusados de asociación ilícita en la causa denominada “Los Monos” y será entonces la Cámara de Apelaciones la que determine si da curso o no a ese pedido.

Los letrados Carlos Varela, Fausto Yrure y Adrián Martínez, quienes representan a los principales acusados, y Paul Krupnic, defensor del policía procesado Sergio Blanche habían pedido la recusación del juez Vienna, con el argumento de que no existiría garantía de su imparcialidad.

El pedido se produjo tras la divulgación pública de registros de Migraciones en los que figura que el juez realizó viajes al exterior con la misma fecha y destino que el padre de Martín “Fantasma” Paz, cuyo homicidio mafioso dio origen a la investigación.

El juez dijo para explicar la coincidencia en los viajes, que había ido a Estados Unidos a ver una pelea de box, pero que no vio en ningún momento, ni en el avión, ni en el hotel al padre del Fantasma Paz. De todos modos, la coincidencia aparece como llamativa.

El intento de apartar al titular de la causa se produce tras una serie de acontecimientos de impacto mediático -como la aparición televisiva, el jueves pasado, del supuesto cabecilla prófugo Ramón “Monchi” Machuca- y cuando el juez ya se pronunció sobre la situación procesal de los acusados. En una extensa resolución, dos meses atrás Vienna procesó a 36 personas -trece de ellos policías- por pertenecer a una organización criminal dedicada a cometer delitos varios, entre los que figuran homicidios.

Ahora, la Cámara de Apelaciones será la encargada de determinar si el juez Vienna atiende el pedido de los defensores y aparta de la causa o no al magistrado sospechado de vínculos con narcotraficantes.

Paz fue asesinado el 8 de septiembre de 2012 y su crimen originó parte de las investigaciones que lideró Vienna. La principal hipótesis es que Paz había recibido dinero de los Cantero, los líderes de la banda Los Monos y habría decidido empezar su propio negocio de drogas, lo que le valió la muerte. Fue acribillado desde una moto cuando estaba en su flamante BMW.