| Acusada de liderar una banda narco

La Yaqui fue notificada de los cargos y se negó a declarar

La mujer fue imputada de los delitos de tentativa de homicidio y como jefa de una asociación ilícita. También la interrogarán por integrar una banda narco.

La Yaqui es trasladada a los tribunales.

La Yaqui es trasladada a los tribunales.

Sandra Jaquelina Vargas, alias “La Yaqui”, fue imputada por la Justicia mendocina por una tentativa de homicidio, un falso testimonio agravado y por ser jefa de una asociación ilícita, aunque se negó a declarar, informaron fuentes judiciales.

Bajo un fuerte operativo de seguridad, “La Yaqui” fue trasladada ayer a los tribunales de Mendoza para ser indagada por el fiscal Juan Carlos Alessandra, quien acumula bajo su órbita esas tres causas penales.

Al momento de la indagatoria, la imputada se negó a declarar, por lo que únicamente fue notificada de los delitos del “homicidio en grado de tentativa”, “falso testimonio” y por ser “jefe de una asociación ilícita”.

Además de “La Yaqui”, su hija Silvina Gelvez y su hermano Carlos “El Guatón” Vargas, también fueron trasladados a los tribunales y se negaron a declarar.

Gelvez está acusada del delito de “asociación ilícita” y “falso testimonio”.

En tanto, Vargas fue acusado por estos dos delitos, a los que se suma ser el presunto autor material del delito de “homicidio en grado de tentativa” de una mujer en enero último en Mendoza, en una presunta venganza por la muerte de su cuñado.

Por otra parte, “La Yaqui” serán indagada en los próximos días en el marco de otra causa por narcotráfico, que tiene a su cargo el juez federal de Mendoza, Walter Bento.

Según los investigadores, “La Yaqui” está acusada de ser la jefa de una banda de narcotraficantes que opera en los barrios marginales del oeste de Godoy Cruz, y su nombre se hizo conocido a principios de este año tras la amenaza que sufrieron tres periodistas del diario El Sol que investigaban su supuesto accionar narco.

Finalmente, Vargas fue detenida el viernes pasado en una propiedad suya en la localidad puntana de Juana Koslay, en la provincia de San Luis, donde se hallaba junto a su hija y se sospecha que estaba a punto de escapar.

El operativo de detención fue realizado en forma conjunta entre la policía de San Luis y la de Mendoza. El lunes, la mujer fue trasladada a Mendoza bajo fuertes medidas de seguridad y en las próximas horas será trasladada a una carcel común de mujeres, informó la agencia Télam.