| Noticias

Piden condenar a un oficial de la Armada por espionaje

El fiscal general ante la Cámara Nacional de Casación Penal, Javier De Luca, solicitó a la Sala I de ese tribunal que condene al marino absuelto en la causa por el espionaje castrense a miembros e instituciones de la sociedad civil desde la Base Aeronaval Almirante Zar de Trelew y que eleve la pena a dos años de prisión a otro militar que había sido condenado a seis meses. El representante del Ministerio Público requirió además que se rechacen los pedidos de prescripción y otros planteos de la defensa de los trece militares condenados el año pasado por haber violado las leyes de Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia, informó el sitio de la Procuración General de la Nación.

El dictamen de De Luca tiene relación con el fallo del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, que el 31 de julio del año pasado condenó por abuso de autoridad en la ejecución de tareas de inteligencia ilegal a penas de entre 6 meses y un año y medio de prisión al ex director de inteligencia de la fuerza, contraalmirante Pablo Rossi; al Comandante de Operaciones Navales y tercero en la jerarquía de mando de la Armada, Eduardo Luis Avilés; a los jefes de inteligencia en Puerto Belgrano, Eduardo Avilés y Carlos Vázquez; a los capitanes de corbeta Eduardo Omar Merlo y Gustavo Monzani, a cargo de la inteligencia en Trelew; a los suboficiales Alfredo Luis Andrade, Daniel Guantay y Vicente Claudio Rossi, que se ocupaban de las tareas de espionaje; al capitán de navío Félix Medici, jefe de la base Almirante Zar; y a los comandantes de la Zona Aeronaval 3, capitanes de navío Jorge Alberto Janiot y Gustavo Leopoldo Ottogalli, quien además se desempeñaba como subsecretario de Relaciones Institucionales de la Armada.

El tribunal también absolvió a uno de los jefes de inteligencia de la Armada en Puerto Belgrano, Cristian Andrés Vidal.

En su dictamen, De Luca acompañó lo recursos del fiscal Fernando Gélvez y de la querella del Centro de Estudios Legales y Sociales y solicitó que Vidal sea condenado a 2 años de prisión e inhabilitación para ejercer todo cargo o empleo público por doble tiempo de la condena y, por otro lado, que se eleve la condena de seis meses a dos años de prisión al capitán de navío Carlos Daniel Vázquez, quien se desempeñó en el mismo cargo que Vidal.

Para fundar el pedido de condena a Vidal, el fiscal general repasó las pruebas y consideró acreditado que el imputado “participó de las tareas de acopio, procesamiento y diseminación de información para producir inteligencia ilícita” y que “ejecutó dicha actividad y también participó de la transmisión y retransmisión de órdenes de los integrantes del Servicio de Inteligencia Naval, siendo actividades de inteligencia prohibidas expresamente” en la legislación.

En ese sentido, De Luca estimó que el TOCF de Comodoro Rivadavia “no realizó, como debía, un juicio amplio y crítico de los distintos elementos de prueba que podrían impactar en la solución final del caso, por lo que cabe señalar que la duda invocada por los jueces para desvincular la intervención de Vidal, no se encuentra debidamente fundada”.

De Luca consideró que la propia Sala I de la Cámara de Casación puede dictar la condena, sin necesidad de que el tribunal dicte un nuevo pronunciamiento.

En tanto, respecto de Vázquez el fiscal calificó la pena de seis meses como “desproporcionada” y recordó en ese sentido que fue condenado como “partícipe necesario responsable de abuso de autoridad continuado” en la ejecución de tareas ilegales de inteligencia. De Luca indicó que la sentencia es “arbitraria” en ese punto porque “existe una desproporción entre la sanción penal impuesta y la magnitud del injusto y el grado de culpabilidad del imputado”.

Para el representante del Ministerio Público la pena impuesta a Vázquez es baja teniendo en cuenta el rol y el grado que desempeñó en la estructura de inteligencia naval, la cantidad y la gravedad de los hechos que se le imputaron, y también “la extensión del daño y distintas circunstancias agravantes”. Explicó que los delitos están agravados por la cantidad de autores que actuaron de manera organizada y el número importante de hechos.


Compartir: