| Crimen por encargo

La Justicia sospecha que la abogada fue la entregadora de los hombres asesinados en Belgrano

La abogada quedó detenida después de dos allanamientos ordenados por el juez federal de Campana. ¿Conocía al asesino?

julieta bonnano abogada detenida

La abogada Julieta Bonnano, 29 años, quedó detenida en la noche del miércoles tras un allanamiento en su casa de Morón ordenado por la Justicia federal. La sospecha es que ella actuó como entregadora del doble crimen ocurrido el lunes 4 en un departamento de Belgrano, donde dos hombres, padre e hijo, fueron asesinados por un sicario que ingresó junto con ella en el edificio.

Las víctimas del doble asesinato son Rodrigo Alexander Naged Ramírez (59) y su hijo John Naged (30). El padre estuvo procesado y detenido en una causa que se tramitó en el juzgado federal de Zárate Campana, en la que se desbarató a una organización de narcotraficantes con vínculos con carteles mexicanos y en la que se secuestraron 2000 kilos de cocaína, que estaban disimulados en bobinas de acero cuando estaban a punto de ser exportadas.

Bonnano figuró en el expediente a cargo del juez federal Adrián González Charvay como defensora de Naged Ramírez y de otros extranjeros que habían sido detenidos. La causa ya fue elevada para que se realice el correspondiente juicio oral, pero ese acusado quedó fuera del trámite cuando sufrió un ACV en la cárcel. Un informe de peritos del Cuerpo Médico Forense estableció que no se encontraba en condiciones de ser sometido a un juicio oral, por eso se ordenó su liberación hasta que pudiera recuperar la plenitud de su estado físico.

John Naged, nacido en Colombia, al igual que su padre, que luego se nacionalizó mexicano, viajó hasta la Argentina luego de que su padre tuvo el accidente cerebro vascular. Se presentó ante el Servicio Penitenciario Federal para hacerse cargo del procesado, cuando se dispuso su liberación. No figura en el expediente citado, aunque eso no significa que haya sido investigado por el mismo delito por el que terminó detenido su padre.

Si bien el doble homicidio fue investigado en un primer momento por la justicia penal ordinaria, el juez González Charvay reclamó el expediente, al considerar que los dos crímenes podrían estar vinculados con la causa en la que Naged Ramírez había estado procesado. “Reportes de inteligencia ubican a Rodrigo Alexander Naged Ramírez desde hace mucho tiempo envuelto en actividades de drogas. Se indicó que resulta responsable del envío de grandes cantidades de cocaína desde Colombia a distintas partes del mundo. Asimismo, se lo había sindicado como coordinador de vuelos clandestinos de transporte de drogas y vinculado con carteles de narcotráfico de México, sin perjuicio de que no registraba arrestos”, había escrito González Charvay cuando procesó a Naged.

Cuando el juez federal tuvo la causa en sus manos ordenó varias medidas: un nuevo allanamiento en el edificio de la avenida Cabildo al 2600 donde fueron asesinados los dos hombres y en la casa de la abogada, tras lo cual dispuso su arresto.

Los videos registrados por las cámaras de seguridad del edificio muestran cómo detrás de la abogada aparece un hombre con la cabeza cubierta con una capucha, que se presume es el asesino. La mujer habría declarado que estaba esperando que le bajara abrir la puerta John Naged. Si bien ella habría dicho que no conocía al encapuchado los videos muestran cierta familiaridad, como si estuvieran conversando. Además las declaraciones de la letrada fueron contradictorias, según los investigadores.

Pero el dato que más llamó la atención es que el asesinado estuvo al menos unos 40 minutos dentro del departamento hasta que se produjeron los disparos, junto a la abogada. ¿Qué ocurrió durante ese lapso? Por ahora, es motivo de especulaciones, pero se supone que pudo haber una discusión por dinero, una negociación un reclamo por la droga perdida u otra pelea que terminó a los tiros. Durante ese tiempo la abogada siempre estuvo en el departamento. ¿Por qué el killer mató a los dos hombres y ella quedó con vida? La modalidad no encuadra con los asesinatos por encargo ordenados por carteles internacionales, donde no se dejan testigos. Tampoco coincide con esos patrones la forma de ejecución. Lo habitual son dos hombres en moto que disparan en la calle,algo que podría haber ocurrido en este caso. Por eso la sospechas sobre la abogada: creen que fue la entregadora de los dos hombres asesinados. El viernes 8 será sometida a declaración indagatoria.

 

Artículos relacionados