| En Salta

Detuvieron al ex juez Reynoso, acusado de proteger a narcos

Reynoso está acusado de liberar a acusados de narcotráfico a cambio de dinero. Presentó la renuncia cuando estaba a punto de ser sometido a un juicio político. Seguirá detenido.

Reynoso fue acusado por dos fiscales federales.

Reynoso fue acusado por dos fiscales federales.

El ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso, fue detenido hoy por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y de Gendarmería Nacional acusado de liderar una asociación ilícita dedicada a beneficiar a narcos en Salta, informaron fuentes judiciales.
El abogado del ex magistrado, Federico Magno, precisó a Télam que la detención se concretó esta mañana, en el departamento de la hija de Reynoso, y que luego fue trasladado a dependencias de la Agrupación Séptima de Gendarmería.
Fuentes policiales explicaron a Télam que Reynoso (57) arribó a dicha sede a las 7.20 y que a las 8 comenzaron con las actuaciones de rigor dispuestas por el juez federal 1 de Salta, Julio Bavio, como la toma de huellas dactilares y la revisión médica, la cual se llevó a cabo en el aeropuerto internacional “Martín Miguel de Güemes”.
Tras esas diligencias, Reynoso fue alojado en la Delegación Salta de la Policía Federal Argentina y mañana será llevado ante el juez Bavio, quien lo notificará formalmente de los motivos de su detención, dijeron los informantes.
“Hoy ya no se puede hacer absolutamente nada. Mañana veremos cuando Bavio le haga conocer la causa de detención, porque está pendiente aún el recurso presentado ante Casación Federal sobre la prisión preventiva dictada en el procesamiento”, explicó Magno, quien dijo que esperan cierta “prudencia” de parte del juez.
El letrado recordó que cuando le prohibieron salir del país, Reynoso le pidió “expresamente que no presente apelación a esa medida porque está totalmente a disposición de la justicia, como lo estuvo siempre”.
“Es más, cuando presentó su renuncia, le informamos de la misma al juez Bavio y, por ende, se le comunicó la pérdida de fueros”, agregó Magno, quien consideró a la detención como “una teatralización” y una “medida precautoria sin ningún fundamento”.
La semana pasada, el presidente Mauricio Macri le aceptó la renuncia al ahora ex juez federal de Orán, quien está procesado con prisión preventiva, acusado de liderar una asociación ilícita dedicada a beneficiar a narcos.
Reynoso, que a las cero de hoy perdió los fueros que impedían su detención, estaba suspendido en su cargo por el Consejo de la Magistratura desde el 22 de diciembre del año pasado, pero por otra causa, y estaba prevista la realización en breve de un juicio político en su contra.
El decreto 625/2016, publicado en el Boletín Oficial del viernes último, fue mediante el cual el Presidente y el Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, le aceptaron la renuncia que se hizo efectiva desde hoy.
En los considerandos de la decisión del Poder Ejecutivo Nacional se indicó “que el señor doctor Raúl Juan Reynoso ha presentado su renuncia, a partir del 1 de mayo de 2016, al cargo de juez del Juzgado Federal de Primera Instancia de San Ramón de la Nueva Orán, provincia de Salta” y que “es necesario proceder a su aceptación”.
La dimisión había sido entregada por Reynoso el 15 de abril al subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial, Juan Mahiques, y en la misma argumentó “cansancio moral” después de “una década luchando contra el narcotráfico”, además de problemas de salud.
Reynoso fue procesado con prisión preventiva el 30 de noviembre pasado por el juez Bavio, quien lo acusó como autor de “asociación ilícita, concusión y prevaricato”, al hacer lugar al pedido del fiscal federal 2 de Salta, Eduardo Villalba, y su par de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, quienes habían iniciado una investigación a partir de una serie de denuncias en contra del ahora ex juez de Orán.
Para el magistrado, Reynoso, en su carácter de “jefe u organizador de la asociación ilícita”, determinaba “en cada caso el monto de dinero o tipo de dádiva que la víctima debía afrontar como contraprestación al beneficio procesal a recibir”.
Al declarar en la causa, Reynoso negó todos los cargos pero terminó procesado, decisión que en marzo confirmó la Cámara Federal de Salta.
De allí surgió que el juez actuaba en complicidad con el jefe de despacho de su juzgado, Miguel Saavedra; del ordenanza Julio Cesar Aparicio; de la hermana de éste, Rosalia Aparicio; y de los abogados Ramón Valor, René Gómez, María Elena Esper y Arsenio Eladio Gaona.
Uno de los más beneficiados con sus decisiones es el empresario del transporte boliviano José Luis Sejas Rosales, quien llegó a acumular 11 causas por narcotráfico en Salta, pero Reynoso le concedió la excarcelación y le devolvió un camión que había sido usado para transportar droga