| Declaraciones de Luis Mario Vitette Sellanes

Famoso ladrón dice que Berni es un xenófobo

Condenado por el robo del Banco Río de Acasusso, fue expulsado a Uruguay hace un año, donde ahora tiene una joyería. Acusa al secretario de Seguridad por querer expulsar a los extranjeros.

Vitette Sellanes ahora tiene una joyería.

Vitette Sellanes ahora tiene una joyería.

Por Rodolfo Palacios

Relajado, con los pies sobre un escritorio, en su joyería Verde Esmeralda, el hombre del traje gris ahora luce una camisa blanca y un pantalón verde. En San José, cerca de Montevideo, es una leyenda. Firma autógrafos, le sacan fotos y le piden que cuenta su historia: Luis Mario Vitette Sellanes fue uno de los protagonistas del robo del siglo al banco Río de Acassuso, ocurrido el 13 de enero de 2006. Por la ley migratoria, logró que lo deportaran hace casi un año. El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, lo puso como ejemplo en su última cruzada: ir contra los extranjeros que cometen delitos en la Argentina.

“ Lo ideal sería que los delincuentes extranjeros que vienen a delinquir salgan del país y no puedan entrar nunca más”, dijo Berni. El gobernador Daniel Scioli apoyó esas declaraciones aunque el INADI expresó su preocupación” ante el “peligro de todo tipo de vinculación que se pretenda establecer entre delincuencia y condición migratoria”.

Como no podía ser de otro modo, Vitete no se quedó callado. En declaraciones exclusivas al programa Grueso calibre, que se emite los lunes a las 16 por la radio 221 de La Plata (www.221radio.com.ar), criticó al funcionario nacional. “Lo estuve bombardeando por twitter porque el suyo no fue más que un comentario xenofóbico. No conoce la ley. El delito está en todos lados y no es culpa de los extranjeros. Por más que los echen no lo van a frenar. Haber dicho lo que dijo puede ser un acto de politiquería barata”, dijo desde Uruguay. A partir de una maniobra hábil de su abogado Diego Storto, Vitette logró ser deportado el 31 de agosto de 2013.

“Hay dos artículos de la ley migratoria 25861. Uno establece la expulsión del imputado a la mitad de la pena y el otro aun no se puso en práctica por más que lo intenté. Ese artículo permite suspender la causa y expulsar al acusado durante el proceso, pero ningún juez se animó a hacerlo”, dijo el uruguayo.

También recordó que esa ley se votó “entre gallos y medianoche” el 18 de diciembre de 2003, “cuando el actual gobernador era vicepresidente y presidía el Senado, creí que él iba a tener otra opinión de esta ley que en su momento apoyó”.

Según publicó el sitio web de Cosecha Roja (cosecharoja.org), del total de presos en el país (61.192) en 2012, los ciudadanos de otra nacionalidad representan menos del 6 por ciento (3.534). En las prisiones del Servicio Penitenciario Federal hay 2016 extranjeros y son el 19 por ciento de un total de 10.083.

“Antes que nada, creo que Berni está haciendo un trabajo probo. Pero creo que hay una estigmatización del ciudadano colombiano en este país donde por el solo hecho de ser colombiano lo relacionan con el narcotráfico. Con los mexicanos ocurre lo mismo. Es importante que respetemos la política de puertas abiertas y la integración de los inmigrantes. Y lo fundamental es mejorar los controles fronterizos sin que sea una política dura como la norteamericana, que deporta a los extranjeros”, dijo a CyR Carlos Broitman, abogado que entre sus defendidos cuenta con ciudadanos colombianos y mexicanos acusados por narcotráfico.

Para el abogado penalista Hugo López Carribero, “la petición de Berni es atendible y pertinente. Es lógica y tiene fundamento de política de Estado. Sin perjuicio de ello entiendo que Berni sobreactúa y pretender hacer ver que la solución de todo el problema de inseguridad es combatir a los delincuentes que vienen de afuera y eso no es cierto. Son pocos los delitos mayores en que se advierte la presencia de extranjeros, yo más bien empezaría por casa. En especial por la propia fuerza policial, que son funcionarios públicos y argentinos”.

“Mi expulsión correspondía en 2010, pero una señora que no voy a nombrar pero se llama Victoria Elías García Maañó y, muy emperrada, dijo que no porque no. En el Derecho no existe eso, la negativa tiene que ser fundamentada. Ella no se vio respaldada por el jefe de fiscales de San Isidro a quien no pienso nombrar y se llama Julio Novo, cuestionado por su paso en la época de la dictadura y hasta denunciado por los propios fiscales”, disparó Vitette al programa Grueso Calibre.

También se refirió a las especializaciones de los delincuentes según su país de origen. “No sé por qué a los uruguayos siempre se nos vincula con los boquetes a bancos. Yo me considero argenguayo. Dicen que los chilenos son buenos pungas, los serbios narcos, los rumanos gitanos y los argentinos cañeros, que van de caño para robar blindados o camiones. El uruguayo es más escruchante, es decir robar en ausencia de los moradores de uan casa”.

Sobre el robo del siglo, del que fue pieza clave y el encargado de negociar con el experto policía del Grupo Halcón que tenía sobre sus espaldas una actuación en más de cien tomas de rehenes, dijo que es un hecho irrepetible. “Creo que es el mejor golpe, no creo que haya otro que lo supere. Yo estoy retirado. Estoy un poco grande, tengo 59 años. Aunque en realidad dicen que uno tiene la edad de la mujer que ama. Entonces tengo 22 años. A fin de año me casaré y espero tener un hijo. Yo soy lo que quiero ser, no lo que la sociedad me impone. Muchos me quieren ver preso o en líos. No les daré el gusto. Alguien dijo desde un canal muy visto ‘Vitette se llevó nuestro dinero’ como si yo le hubiese robado a él y otra señora que almuerza y por eso está gorda dijo que puse una joyería para vender sus joyas”. Vitete dijo una vez que entre sus víctimas estaba Mirtha Legrand, a quien le habría robado sus joyas bajo la modalidad de “hombre araña”.


Compartir: