| Denuncia

Vélez sostiene que sus jugadores no están imputados, pero igual los sancionaría

El club sostiene que sus jugadores van a declarar como testigos.

Una joven denunció que fue víctima de un abuso sexual durante una reunión en la que estaban presentes cuatro jugadores de Vélez Sarsfield, pero el club de Liniers sostuvo que sus futbolistas “no están denunciados ni imputados”, sino que van a  declarar como testigos.

La denunciante, de 28 años, sostuvo que el ataque ocurrió durante una fiesta celebrada en un country del partido bonaerense de San Isidro.

Por la noche, el club Vélez Sarsfield emitió un comunicado en el que aclaró que sus futbolistas Ricardo Centurión, Thiago Almada, Juan Martín Lucero y Miguel Brizuela “no están denunciados ni imputados” en la investigación por abuso sexual que tramita la Fiscalía de Género de San Isidro, a cargo la doctora Laura Zyseskind.

La joven denunció que fue abusada sexualmente en una casa del country Camino Real, en el partido bonaerense de San Isidro, alquilada por el delantero Lucero, donde se realizaba una fiesta, según informaron fuentes policiales.

“Ningún jugador del plantel profesional se encuentra denunciado ni imputado en la causa pertinente, al momento de elevar el presente comunicado”, informó el club de Liniers.

No juegan

Pese a ello, los cuatro jugadores no serán parte de los integrantes del plantel para el partido contra Patronato de Paraná este sábado desde las 19.20, por la sexta fecha de la Copa Diego Maradona, en la que Vélez se jugará la clasificación a la Fase Campeonato.

“La Justicia tomará declaración testimonial a los futbolistas Miguel Brizuela, Thiago Almada, Ricardo Centurión y Juan Martin Lucero, para colaborar con la causa como testigos”, explica el comunicado del club.

Lee más: Denuncian a jugadores de Vélez por abuso sexual y Centurión aparece como cómplice

Tras la denuncia, personal de la Unidad Fiscal de Género de San Isidro llegó al domicilio y tomó declaración a la denunciante junto a dos testigos, agregaron las fuentes.

Poco después, la mujer fue hasta la comisaría de la Mujer en el partido de la zona norte del conurbano bonaerense.

En tanto, la Policía Científica secuestró ropa de cama de varias habitaciones de la vivienda, ubicada en el lote 56 del country Camino Real, que alquiló en forma temporaria el jugador Lucero, de 29 años.

Antecedentes

Si bien ninguno de los jugadores figura como autor de la agresión sexual, Centurión tiene antecedentes por un hecho similar ocurrido en mayo de 2017 cuando una exnovia lo denunció por violencia de género, por lo que unos meses después se fue del club Boca Juniors.

Además de este hecho, la víctima y otras jóvenes que la acompañaban también denunciaron que  les robaron sus carteras y pertenencias personales como celulares y billeteras, pero aclararon que los jugadores no participaron en el abuso, aunque sí habrían estado presentes en la vivienda en el momento del hecho.

Al respecto, el abogado de Vélez Sarsfield, Mariano Lizardo, se presentó este mediodía en la fiscalía de San Isidro y al retirarse dijo que los jugadores se presentarán a declarar como testigos, aunque descartó que fueran sospechosos.

Lizardo contó que el club “viene trabajando hace mucho tiempo sobre este tipo de conductas” y reiteró que “por lo que me dijo la fiscal, está descartado que hayan participado ellos (por los jugadores mencionados), quienes ayer tenían el día libre”.

Protocolo

Vélez tiene un protocolo establecido en los contratos de los futbolistas para estos casos, desde que contrató al jugador Centurión, por lo que si se demuestra lo ocurrido, él o los involucrados serían sancionados automáticamente con la rescisión de contrato.

También se expresó en esa línea la directora del Departamento de Género de Vélez, Paula Ojeda, quien aclaró que los jugadores no estarían “imputados” y por eso no hay por qué “sancionarlos”.

“Lamentamos muchísimo el hecho, pero si los jugadores no están involucrados, no hay por qué sancionarlos a los futbolistas”, informó.

Hasta el momento, en el expediente se mencionó a una persona de apellido Acuña, que no pertenece al club y que sería un amigo o allegado a uno de los jugadores que participó de la fiesta clandestina.

El caso, que tien la carátula de “abuso sexual agravado y robo”, lo investiga la fiscal Laura Zyseskind, a cargo de una Unidad Especializada en Delitos Conexos a la Trata de Personas (como la producción y distribución de imágenes de niñas, niños y adolescentes y la violencia de género) de San Isidro, con la colaboración de personal de investigaciones (DDI) de la policía bonaerense.

En tanto, el plantel de Vélez se entrenó esta mañana en la Villa Olímpica del club, ubicada en el partido bonaerense de Ituzaingó; y por la tarde, viaja a la ciudad entrerriana de Paraná donde mañana enfrentará a Patronato por la sexta y última fecha de la Zona F de la Copa Diego Armando Maradona.

Brizuela dejó de entrenar con el plantel de Primera por una denuncia por violencia de género de su anterior pareja y Centurión, también con antecedentes violentos contra mujeres, aceptó una cláusula de rescisión automática de su contrato en caso de sumar un nuevo episodio de esa naturaleza.