| Resolución

Una jueza de Casación frena un peritaje que podría perjudicar a Macri en la causa Indalo

La jueza Catucci frenó un peritaje que ordenó la jueza Servini.

Macri está cada vez más solo.

Una jueza de la Cámara de Casación tomó una medida que beneficia al ex presidente Mauricio Macri en una de las causas en las que se lo investiga como sospechoso: las presiones a los dueños del grupo Indalo para que vendieran sus medios en el Gobierno de Cambiemos.

El empresario Cristóbal López declaró en la Justicia que Macri le dijo que quería sus medios para meter presa a Cristina Kirchner.

Esta semana, la Cámara de Casación Penal rechazó un recurso que presentaron las defensa de Macri y de sus operadores judiciales José Torello y Fabián Rodríguez Simón.

Los tres se quejaban del entrecruce de contactos telefónicos que ordenó la jueza María Servini para determinar las conversaciones que se produjeron en momentos claves.

Pero también esta semana la defensa del ex presidente comunicó a esa misma Sala III que van a presentar un recurso extraordinario para ir a la Corte Suprema para evitar que se incorporen en la investigación el circuito de llamados.

Dos tiros en uno

Según informó el sitio Data Clave la decisión de ir a la Corte tiene un doble trasfondo: por un lado, evitar que la jueza Maria Romilda Servini ordene el nuevo entrecruzamiento.

Con esa primera medida involucró directamente a Rodríguez Simón y derivó en su llamado a indagatoria para fines de mayo, que vino también con una prohibición de salir del país.

El segundo es tantear a la Corte Suprema para ver como reacciona ante la estrategia y ante el expediente en general.

Lee más: Ordenan una pericia sobre el teléfono de Macri por presiones al grupo Indalo

“No obstante, lo que ya se ha dicho sobre que las medidas de prueba no son apelables, ayer la jueza Liliana Catucci le guiñó un poquito el ojo a la estrategia de la defensa”, informó la colega Sol Rodríguez Garnica.

“Atento al anuncio de los señores defensores de la interposición de recurso extraordinario federal, suspéndase la devolución del expediente y hágase saber a la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 1 de esta ciudad, que la resolución no se encuentra firme”, dijo la jueza.

¿Qué significa esto? Que hasta que Casación no tenga, evalúe y defina qué hacer con el recurso extraodinario de Macri (o sea, si le da el okey para ir a la Corte o no), la causa no puede avanzar.

Ya se hizo

Algo así había decidido otra sala cuando Cristina Fernández de Kirchner pidió ir a la Corte para que se defina donde se investiga la causa por espionaje ilegal aunque allí la situación era distinta porque no se trataba de una medida de prueba.

En caso de que este recurso, como le pasó a Cristina en la otra causa, también se rechace, Macri podría ir “en queja” a la Corte. En esa circunstancia, no está claro si se podría avanzar en el entrecruzamiento o si todo queda congelado hasta que el Máximo Tribunal se ponga en tema, aunque sea para desestimarlo.

Cabe resaltar además que lo más probable es que tanto Carlos Rosenkrantz como el juez Horacio Rosatti se excusen (o sean recusados) para intervenir en el expediente ya que ambos figuran en la causa.

En el trabajo que hizo la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado Poder Judicial figuran 50 llamadas entre Pepín y el número de Rosenkrantz. Figuran también 17 contactos con el juez Rosatti antes de que éste llegara a la Corte.


Compartir: 
Etiquetas:  , ,