| Investigación

Un policía de la ciudad asesinó a un hombre de un patadón en el pecho

El hombre golpeó la cabeza contra el piso y las lesiones le provocaron la muerte.

El momento de la patada en el pecho.

El abogado de la familia del hombre que murió luego de haber sido pateado por un policía en el barrio porteño de San Cristóbal adelantó que pedirá un cambio de carátula de la causa judicial por un delito más grave, por considerar que la víctima se encontraban en un “estado de indefensión” al momento del golpe.

El letrado Ignacio Trimarco explicó esta tarde a la prensa que mañana se presentarán en el juzgado interviniente para constituirse como querellantes en el proceso y que en ese momento solicitará que se modifique el delito que se le imputa al policía.

“Vamos a buscar la verdad, que se haga justicia”, dijo el abogado, quien estaba acompañado de Segundo, el tío de la víctima, Jorge Martín Gómez (41). Para Trimarco, además de los estudios complementarios a la autopsia que se realizó hoy, “va a ser determinante el aporte de testigos”.

“Del video surge claramente que él tiene las manos hacia atrás, que en ningún momento esgrime una arma blanca y que jamás puso en peligro su vida ni la de terceros, por lo que el accionar del policía no se justifica bajo ningún concepto”, señaló.

El letrado indicó que hasta el momento, la causa está caratulada como “homicidio preterintencional”, aunque adelantó: “Nosotros vamos a pedir un cambio de carátula porque entendemos que la víctima se encontraba en un estado de indefensión”.
La autopsia determinó que Gómez murió como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico que sufrió al caer al asfalto, informaron esta tarde fuentes judiciales.

Los expertos del Cuerpo Médico Forense que realizaron la autopsia le adelantaron a la jueza a cargo de la causa, Yamile Susana Bernan, que la víctima, Jorge Martín Gómez (41), tenía una fractura en el cráneo.

Según las fuentes, la causa de la muerte fueron las lesiones encefálicas ocasionadas por el golpe en la cabeza que sufrió Gómez al caer de espaldas a la calle tras recibir la patada que lo desestabilizó.

Los forenses extrajeron además muestras de sangre de la víctima para realizar estudios complementarios toxicológicos que determinarán si estaba alcoholizada o intoxicada con alguna droga, tal como se sospecha por los testimonios y las imágenes de lo videos.

Mientras tanto, Ariel, el hermano mayor de Gómez, aseguró a Telefé que su hermano solía llevar “un tramontina en el buzo” porque “ya lo habían robado a la salida del trabajo”.

El joven explicó que el problema de su hermano, que trabajaba haciendo reparto de delivey en una pizzería de avenida Jujuy y Carlos Calvo, era que “cobraba y salía a drogarse toda la noche”.

“Siempre tenía ese problema, los fines de semana salía de gira y terminaba mal. Siempre terminaba en el piso, pero nunca lastimó a nadie”, dijo Ariel.

Sobre la patada que recibió su hermano por parte de un oficial motorizado de la comisaría vecinal 3B, el joven opinó que “no tiene ningún justificativo” y que “no le puede pegar así a una persona, más en el estado en el que estaba”.

El abogado que representará a la familia Gómez, Ignacio Trimarco, afirmó que “bajo ningún concepto esa patada está habilitada” en la fuerza policial para reducir a una persona sospechosa.

“Lo podrían haber reducido por la espalda, podrían haber continuado con la voz de alto. En ningún momento, (Gómez) esgrime el arma contra personal policial”, añadió el letrado, que adelantó que cuando asuman como querellantes van a evaluar pedir la calificación de este hecho como un “homicidio calificado”.

Sobre los antecedentes que tenía la víctima, el hermano explicó que la causa por “daño” la tuvo cuando luego de una pelea, lo subieron a un patrullero y “empezó a romper todo”, y que en otra oportunidad lo denunciaron por “amenazas coactivas” cuando “trabajaba en una parrilla y tuvo una discusión fuerte con el dueño”.


Compartir: 
Etiquetas:  , ,